Huesca
Suscríbete por 1€

Piden medidas para atajar el peligro de los túneles de Obarra, en la A-1605

El Ayuntamiento de Beranuy denuncia que las obras de la N-260 han provocado un aumento de circulación por esta vía alternativa y con ello los accidentes e incidentes.

Entrada al segundo túnel del Congosto de Obarra, en la A-1605.
Entrada al segundo túnel del Congosto de Obarra, en la A-1605.
Ángel Gayúbar

El Ayuntamiento de Beranuy, un pequeño municipio ribagorzano del valle del Isábena, ha alertado del elevado número de accidentes e incidentes registrados en los últimos meses en el tramo de los túneles del Congosto de Obarra de la A-1605. El aumento general de la circulación, en especial de vehículos pesados, al ser una vía alternativa a los cierres de la N-260 por las obras entre Campo y El Run, el principal acceso al valle de Benasque, ha agravado una problemática que denuncian hace tiempo.

El punto más conflictivo, según los usuarios, está en el segundo túnel ya que se construyó en ‘ese’ con puntos ciegos en ambos sentidos y sin mayor iluminación que unos pequeños pivotes reflectantes, prácticamente invisibles en horas diurnas. Los conductores llegan, sobre todo los que circulan en dirección sur, con el sol de cara, deslumbrados y se topan además con una cerrada curva que hay que intuir con muy escaso tiempo de reacción.

Jesús Guitart, alcalde de Beranuy, explica que ante las "reiteradas quejas y advertencias" de muchos conductores que circulan por la zona, están preparando una propuesta de resolución para elevarla al pleno comarcal y pedir así apoyo. "Pensamos que es necesario hacer un llamamiento a la prudencia en la circulación por ese tramo y que no estaría de más actuar antes, y de forma urgente, en la instalación de algún tipo de señalización e iluminación, aunque sea provisional, porque es muy peligroso y nos está dando demasiados avisos en los últimos meses".

Angel Aventín, un habitual usuario de la carretera, también certifica la peligrosidad de este tramo de la A-1605. "Yo, personalmente, he solicitado al alcalde en repetidas ocasiones que se actúe allí porque es una auténtica espada de Damocles permanente para los conductores, en especial para las gentes que no conocen la carretera que están aumentando considerablemente por las complicaciones de paso en la N-260 y que al llegar a este segundo túnel se encuentran con un muro porque no esperan una curva tan cerrada y sin iluminación a tan pocos metros de su boca», comenta.

Organizador el pasado verano de un concurso fotográfico sobre el río Isábena, Aventín recuerda que varios de los participantes le contaron entonces sus problemas en este punto de la vía, "ya que no conocían la carretera y se llevaron unos sustos tremendos en este segundo túnel del congosto de Obarra".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión