Huesca
Suscríbete

Los barrios de Huesca exigen a Repollés poner fecha al nuevo centro de salud tras 36 años de reivindicaciones

La partida de 110.000 euros para el nuevo ambulatorio del Perpetuo Socorro es "una bofetada" a la ciudad, según los dirigentes vecinales, que animan a participar en la manifestación convocada este sábado. 

Los dirigentes vecinales con el cartel de la manifestación del sábado.
Los dirigentes vecinales con el cartel de la manifestación del sábado.
Pablo Segura

La consignación de solo 110.000 euros para el nuevo centro de salud de Huesca, en el barrio del Perpetuo Socorro, "ha sido una bofetada a la ciudad", después de 36 años de reivindicaciones vecinales. Así lo consideran las asociaciones de vecinos del Perpetuo Socorro, Santo Domingo y San Martín y el Casco Viejo, las zonas directamente afectadas, que califican de insuficiente esa partida del borrador de los presupuestos autonómicos, ya que no garantiza el inicio de las obras. 

Representantes de los tres barrios han presentado este miércoles la manifestación convocada para el próximo sábado, 27 de noviembre, que partirá a las 11.30 de la plaza de Santo Domingo, discurrirá por el paseo de Ramón y Cajal y y concluirá en el solar de la antigua cárcel, donde está prevista la construcción del equipamiento sanitario. La movilización es un paso adelante en el calendario de protestas llevadas a cabo en los últimos meses. Cada viernes, los profesionales sanitarios, con el respaldo vecinal, salen a la puerta del centro 5 minutos para denunciar las condiciones de trabajo. Además, cada mes tienen lugar concentraciones ciudadanas. 

Los barrios exigen al Gobierno de Aragón que no se quede en una partida de 110.000 euros para la redacción del proyecto y se comprometa a licitar las obras en 2022, "con un calendario de inicio y finalización". Esa partida es "insuficiente", coinciden, después de los muchos años de reivindicaciones y teniendo en cuenta la situación del centro: los sanitarios carecen hasta de vestuarios, están repartidos en tres ubicaciones y los pacientes sufren largas esperar para entrar por falta de espacio. 

Los tres barrios han estado respaldados por el presidente de la federación de asociaciones de vecinos Osca XXI, Javier Moreno, quien ha mostrado su "máxima preocupación" por la atención primaria en la ciudad, donde las tres zonas sanitarias se reparten en cinco ubicaciones. Ha hablado de la creciente tensión entre profesionales y usuarios, los primeros "desbordados y cansados, sin recambio"; y los segundos, sufriendo "demoras y esperas" que van en detrimento de su salud.     

Moreno animó a participar en la movilización porque "no es un problema de un barrio, ni de tres, es de toda la ciudad". La manifestación cuenta con el soporte de la plataforma cívica por un nuevo centro de salud de Barbastro, que también ha criticado la escasa dotación presupuestaria para afrontar las inversiones pendientes. 

Por parte de la asociación del barrio del Perpetuo Socorro, José Lloret ha recordado la promesa ya incumplida en 2019. "Fue una tomadura de pelo", ha asegurado, advirtiendo a la consejera de Sanidad, Sira Repollés, que se mantendrá la lucha, "porque lo que ha hecho Javier Lambán con los 110.000 euros es una bofetada a la ciudad de Huesca". "Sabemos que la renta per capita del barrio es baja, pero sus vecinos no tienen menos derecho a recibir la misma asistencia sanitaria que el resto", ha añadido Violeta Gracia, del Casco Viejo. 

Antonio Tuda, presidente de la asociación vecinal de Santo Domingo y San Martín, considera que no se pueden conformar con la redacción del proyecto, en respuesta a las palabras del alcalde, Luis Felipe, quien defendió esta semana a la administración autonómica porque considera que la exigencia de las asociaciones vecinales de redactar el proyecto e iniciar las obras es 2022 es "imposible de cumplir" por los plazos administrativos. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión