Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Reabierto el sendero turístico de Montrebei después de 10 meses

Su cierre fue debido a unos destrozos ocasionados por un alud de piedras que arrasó el firme del camino. Desde el pasado viernes, el congosto está otra vez accesible al público.

La parte catalana de la ruta discurre por el congosto de Montrebei, un desfiladero de película muy frecuentado.
La parte catalana de la ruta discurre por el congosto de Montrebei, un desfiladero de película muy frecuentado.
Fundación La Pedrera

El alcalde del municipio ribagorzano de Viacamp, Alfredo Pociello, ha confirmado la apertura el pasado fin de semana de la parte catalana del sendero turístico de Montrebei que, con el Camino Natural de Montfalcó, conforma una de las rutas senderísticas más impresionantes de España y que se ha consolidado en los últimos años como uno de los referentes turísticos claves en la Ribagorza y en la vecina comarca ilerdense del Pallars Jussà.

Pociello comenta que oficialmente no le han comunicado nada desde la parte catalana, pero que este fin de semana ya han aparecido por Montfalcó, en la ribera ribagorzana del congosto de Montrebei, algunos excursionistas procedentes del otro lado del Noguera Ribagorzana. Una circunstancia que anticipa el próximo anuncio oficial de la reapertura del camino labrado en la roca y que bordea el margen derecha de este río fronterizo entre Huesca y Lérida. El cierre, como reconoce Pociello, ha tenido efectos positivos para Viacamp "porque hemos incrementado sensiblemente el número de visitantes de las pasarelas y del resto del camino que discurre por tierras ribagorzanas", pero estaba ocasionando múltiples inconvenientes "que ahora podrán empezar a ser subsanados y nos permitirá proponer una oferta conjunta y complementaria".

Esta parte ha estado cerrada diez meses debido a los destrozos ocasionados por un alud de piedras que arrasó el firme del camino excavado en la roca que corre paralelo a las aguas embalsadas del Noguera Ribagorzana. El sendero de Montrebei volvía a estar operativo el pasado 10 de septiembre una vez finalizada la última fase de las obras de reacondicionamiento de esta senda tallada en una pared que cae a pico sobre la orilla izquierda del antiguo cauce del río.

No obstante, está previsto que esta misma semana regresen los operarios que han consolidado las laderas afectadas para tensar los anclajes de seguridad instalados en la zona y realizar comprobaciones, aunque estas actuaciones no supondrán el cierre del sendero.

El Ayuntamiento de Àger ha señalado que queda pendiente de arreglar una parte del sendero afectado por el alud, que ha perdido anchura después de los trabajos realizados, y es necesario reinstalar medidas de seguridad como el cable “quitamiedos” que existía antes en este tramo, aunque ya se puede recorrer sin peligro. Las dificultades técnicas de estas actuaciones podrían alargar unas semanas los trabajos de acondicionamiento definitivo de la zona dañada.

El desprendimiento registrado el pasado mes de noviembre cortó el camino que recorre el desfiladero de Montrebei y obligó a cerrar los accesos por San Esteve de la Sarga y Corçà, aunque este último ha permanecido operativo para ir a la ermita de la Virgen de la Pertusa. Debido a la magnitud de los destrozos ocasionados, incrementados por las lluvias de la pasada primavera, fue necesario llevar a cabo un amplio estudio geológico del terreno antes de comenzar los trabajos de saneamiento y rehabilitación de la parte afectada que comenzaron a finales de mayo. El período de nidificación de las aves obligó a parar estas obras que se reiniciaron el 19 de junio y para cuya realización ha sido necesaria la utilización de un helicóptero para transportar los materiales necesarios debido a la dificultad de los accesos.

Reabierto el camino, los ayuntamientos catalanes vecinos reclaman ahora una regulación de los accesos y una reforma urgente de la carretera LV-9124 por la que se llega hasta Montrebei. Meses atrás, el alcalde de Sant Esteve de la Sarga, Jordi Navarra, recordaba que esta vía está expuesta a desprendimientos de tierra y rocas, ya que discurre por un terreno muy inestable en el que ya se han producido varias avalanchas. Se mostraba también partidario entonces de advertir a los turistas de que existe riesgo y de que la excursión se hace bajo su responsabilidad.

Mireia Burgués, alcaldesa de Àger, no descarta la instalación de paneles de advertencia de la peligrosidad del terreno. Este municipio ha dado luz verde a una ordenanza en la que se regula el acceso al desfiladero de Montrebei por su término municipal y el aparcamiento con una tasa de cinco euros por día. También contempla, entre otras medidas, que las mascotas deben ir sujetas con correa.

Estas medidas complementan el acuerdo alcanzado el año pasado por las diputaciones de Lérida y Huesca por el que se comprometían a la redacción de un plan de usos para Montrebei que incluye la realización de un amplio estudio geológico de las zonas por donde discurren los pasos peatonales para prevenir riesgos de aludes y proponer soluciones.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión