Huesca
Suscríbete por 1€

Los alcaldes hacen piña contra el cierre de la unidad de rescate de Panticosa

Los responsables municipales del Alto Gállego han celebrado este lunes una reunión extraordinaria para mostrar su "absoluto rechazo". El PAR pide la comparecencia en el Senado de la directora general de la Guardia Civil. 

Los alcaldes del Alto Gállego, antes de entrar a la reunión en el centro La Fajuala de Panticosa.
Los alcaldes del Alto Gállego, antes de entrar a la reunión en el centro La Fajuala de Panticosa.
Rafael Gobantes

Los 14 alcaldes de la comarca del Alto Gállego han mostrado este lunes su "absoluto rechazo" al desmantelamiento del Equipo de Rescate e Intervención en Montaña (Ereim) de Panticosa, barajado en un informe interno de la Jefatura de Montaña de la Guardia Civil. No sería el único, ya que ese documento también menciona la eliminación del Ereim de Tarazona, el único existente en la provincia de Zaragoza, y el traslado a Teruel del de Mora de Rubielos.  

La Comisión Consultiva de Alcaldes de la comarca ha mantenido una reunión extraordinaria en Panticosa para debatir el posible cierre. Los alcaldes de Biescas, Caldearenas, Hoz de Jaca, Panticosa, Sabiñánigo, Sallent de Gállego, Yebra de Basa, Yésero, Escarrilla, Gavín, Piedrafita, Sandiniés, Sobremonte y Tramacastilla de Tena se oponen a cualquier reestructuración que pase por la eliminación de esta unidad operativa de élite, que, dicen, es una de las que más salvamentos acumula y ha llevado a cabo durante los últimos 40 años rescates en lugares de dificultad extrema, "precisamente porque su proximidad a las zonas de intervención y su extenso y profundo conocimiento del territorio les permite realizar su trabajo con unos tiempos de respuesta que, en la montaña y en las condiciones en las que muchos de los rescates se realizan, pueden suponer la diferencia entre la vida y la muerte".  

Otro argumento contra el cierre es el incremento de la afluencia de visitantes a la montaña, una tendencia que se ha reforzado con la pandemia. Recuerdan que mientras en otros puntos del país, hay más cuerpos de bomberos o policiales que prestan este servicio, en el Pirineo aragonés, estos equipos de la Guardia Civil "son los únicos" de socorro alpino.

Además de los alcaldes, otras instancias políticas también se han movilizado. Clemente Sánchez-Garnica Gómez, senador del PAR, ha solicitado la comparecencia ante la Comisión de Interior de la directora general de la Guardia Civil, María Gámez, para que explique las razones por las que la Jefatura de Montaña se está planteando el cierre de la unidad de rescate de Panticosa. 

Al mismo tiempo ha remitido una pregunta al Gobierno recordando la amenaza que se cierne sobre un equipo que realiza más de 70 rescates anuales, en su mayoría en lugares de dificultad máxima, y que, en la actualidad, la componen un sargento y seis guardias. Sobre la justificación de la Guardia Civil de que solo es un informe interno en fase preliminar, el senador del PAR dice que entiende que se hagan propuestas internas con la voluntad de ganar en eficiencia, "pero las decisiones finales tienen que sopesar otros factores que claramente, desaconsejan el desmantelamiento del equipo. La proximidad que reduce el tiempo de reacción y la permanente disposición a acudir, incluso cuando los helicópteros no pueden volar, son valores incuestionables".

La posible eliminación fue denunciada por la Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC) la semana pasada, y se sumaron a las críticas los clubes de montaña y diversas fuerzas políticas. De llevarse a cabo el cierre del Ereim de Panticosa, señaló, "más que una optimización de recursos supondría un despojo injustificable a los ciudadanos de un excepcional servicio".

No es aceptable, añade el senador del PAR, "que toda racionalización sea igual a concentración, centralización o alejamiento, en este caso ubicando en Jaca, a 50 km, toda la capacidad de respuesta", en alusión a que el informe plantea como alternativa a Panticosa el refuerzo del servicio de Jaca. Además, "la cercanía y la presencia de la Guardia Civil en nuestros pueblos es esencial y los integrantes de cada unidad son unos vecinos más de estos valles".

La amenaza pesa también, según ha denunciado la AEGC, sobre el Ereim de Tarazona. En el citado informe se baraja su desaparición, así como el traslado del de Mora de Rubielos a Teruel. La asociación ha criticado el "cerrojazo" de estas unidades de élite de la Guardia Civil que "en sus años de servicio público ha realizado cientos de rescates y salvado decenas de vidas en la montaña aragonesa". Habla asimismo del daño a sus familias por el traslado forzoso.

La AEGC no entiende por qué la Jefatura de Montaña va a dejar una provincia tan extensa como Zaragoza sin ningún equipo de montaña y tampoco encuentra sentido al traslado de los tres componentes de la unidad de Mora, ya que la zona dónde van a tener que efectuar los rescates va a ser la misma en Teruel capital que en esa localidad.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión