Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

rescates de montaña

Rescatados dos escaladores en medio de una tormenta en Benasque a 3.000 metros

La operación de auxilio de los montañeros, dos jóvenes de Tarrasa de 21 años, se prolongó seis horas. Se habían quedado enriscados, con síntomas de agotamiento y frío. 

Imagen tomada del vídeo de un agente rapelando para acceder hasta donde estaban los escaladores.

La Guardia Civil tuvo que rescatar este fin de semana a dos escaladores enriscados en la cara sur del pico Abadías (a 3.279 metros de altitud), en el municipio de Benasque, al haberse enganchado sus cuerdas mientras estaban rapelando. La operación de auxilio no fue fácil. El mal tiempo, con lluvia y nieve, y la altitud complicaron la intervención del helicóptero y del grupo de socorro. Los dos deportistas, vecinos de Tarrasa, de 21 años, tenían síntomas de agotamiento y frío. 

Cuando los especialistas localizaron a los escaladores, hubo varios intentos de aproximación con el helicóptero que resultaron infructuosos debido a las malas condiciones climatológicas. Finalmente se consiguió realizar un apoyo parcial para que los especialistas del Greim pudiesen acceder a los enriscados. Para ello tuvieron que escalar por una zona muy vertical e inestable y montar un sistema de socorro a unos 70 metros de los montañeros.

Uno de los especialistas, rapelando a más de trescientos metros del suelo en vertical, consiguió llegar hasta ellos. Los subieron uno después de otro hasta un punto de reunión. La siguiente maniobra fue llevarlos hasta una zona donde pudiesen ser evacuados por el helicóptero, la cima del pico Abadías, donde debieron esperar a que amainara la tormenta para ser recogidos por la aeronave.

La operación, que se llevó a cabo la tarde del viernes, se prolongó seis horas, desde las 14.00, cuando se recibió el aviso en el 112, hasta las 20.15. La unidad aérea, tras conseguir apoyar un patín del helicóptero a más de tres mil metros de altitud, recogió a los rescatados y a los especialistas para evacuarlos a la helisuperficie de Benasque. En el operativo participó también un médico del 061. 

Este ha sido uno de los cuatro rescates realizados el fin de semana. El sábado el Ereim de Panticosa auxilió a un montañero navarro de 62 años que consiguió llegar hasta el refugio de Bachimaña tras haber sufrido una caída y lesionarse un tobillo mientras trataba de ascender al pico Gran Facha. 

El mismo día los agentes del Greim de Benasque rescataron a dos mujeres. La primera, de 29 años vecina de Teruel, en las cercanías de la cabaña de Literola, tras sufrir una caída en la que se lesionó una rodilla mientras participaba en la carrera de montaña de la Gran Maratón de Benasque. Y a otra de 74 años, vecina de Madrid, que había sufrido una caída con posible fractura de cadera, en una ruta BTT entre Anciles y Benasque.

Este domingo se ha activado al Ereim de Panticosa porque un senderista leridano de 64 años se encontraba mareado al haberse caído mientras descendía del pico Garmo Negro. Una vez valorado por un sanitario del 061, ha regresado por sus propios medios. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión