Huesca
Suscríbete por 1€

El San Jorge de Huesca mantiene el ritmo de operaciones pese al repunte de la UCI

La edad media de los pacientes covid baja a los 60 años y el 70% proceden de Jaca. El director, Íñigo Royo, recuerda que "las vacunas no son efectivas al 100%" por lo que pide seguir extremando la precaución.

Íñigo Royo llegó a la dirección del Hospital Universitario San Jorge de Huesca justo al inicio de la pandemia.
Íñigo Royo, director del Hospital Universitario San Jorge de Huesca.
Verónica Lacasa

Las cifras del Hospital Universitario San Jorge de Huesca continúan al alza y este jueves contaba con 20 pacientes covid ingresados (cuatro más que la jornada anterior). De ellos, siete estaban en la Unidad de Cuidados Intensivos, la cual ha tenido que ampliarse con seis camas más (hasta un total de 17) para dar cabida al incremento de casos graves procedentes principalmente de Jaca, donde la incidencia se ha desbocado en las últimas semanas. 

El centro atendía este jueves a 13 pacientes en planta (todos ellos en un ala de la 5ª) y tenía llenas siete de las once camas covid de la UCI. Además, se han habilitado cuatro más en la zona de acogida de quirófanos y dos más en la zona de Cirugía Mayor Ambulatoria (CMA) de los cuales solo una estaba ocupada. 

Pese a este repunte de casos graves, el hospital no ha tenido que alterar su actividad quirúrgica y mantiene el ritmo normal de operaciones con el que lleva trabajando desde el mes de octubre y noviembre gracias al esquema implantado de intervenciones de mañana y de tarde y a los pacientes que se derivan al hospital de Jaca para aligerar la lista de espera. 

Íñigo Royo destaca que el 70% de los pacientes que hay actualmente tanto en planta como en la UCI son de Jaca. Además, en la última semana han recibido dos enfermos trasladados desde Barbastro, donde tienen cuatro camas ocupadas y solo una libre. 

El perfil de estas personas ingresadas ha variado y la edad media ha bajado hasta los 60 años. Algo que el director del San Jorge atribuye, en parte, a la "falsa sensación de confianza que genera la vacunación". Y es que muchos pertenecen a grupos de edad que están todavía sin vacunar o que no han completado las dos dosis. Por ello, hace un nuevo llamamiento a extremar la prudencia recordando que las vacunas son necesarias y tienen una alta efectividad "pero no llega al 100%. "Si la de Pfizer, por ejemplo, tiene una tasa del 97% quiere decir que hay un 3% que puede infectarse pese a estar vacunados, por eso hay que seguir manteniendo las mismas medidas", insiste. 

Con todo, también reconoce que los pacientes, al ser más jóvenes, suelen tener patologías  menos graves y por tanto pasan menos tiempo ingresados también a diferencia de lo que ocurría en otras olas, cuando al ser más mayores tardaban más tiempo en recibir el alta y se iban acumulando. 

Íñigo Royo se muestra "optimista" y confía en que los números de ingresos mejoren conforme vaya avanzando la vacunación. "Es verdad que tampoco tienen nada que ver con lo que vivimos en otra olas, pero siempre da un poco de incertidumbre que vuelven a aumentar los casos y sobre todo la presión de la UCI, que no es deseable verla así", señala. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión