Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

El personal del 061 pide el traslado de la base de Huesca: "Estamos en una ratonera"

Apoyan la idea de la Federación de Barrios de llevarla al futuro Centro de Emergencias que va a construir el Ayuntamiento para la Policía Local y los bomberos.

La cola para la vacunación entorpece a veces la entrada y salida de la ambulancia UME.
La cola para la vacunación entorpece a veces la entrada y salida de la ambulancia UME.
Rafael Gobantes

"El 95% o más de nuestros pacientes son tiempo-dependientes porque han sufrido un atropello, un infarto o un coma hipoglucémico, por ejemplo, por lo que cuanto antes se les atienda, más posibilidades tienen de una mejor recuperación. A veces puede ser cuestión de dos o tres minutos y estar en una ratonera como ahora es un problema». Así justifica el personal del 061 de Huesca su petición para trasladar su actual base, ubicada en el sótano del centro de salud Pirineos de la capital, a otro lugar donde las ambulancias medicalizadas tengan una salida rápida.

La Federación de Barrios Osca XXI se ha hecho eco de esta reivindicación "porque se pierde algo tan importante como el tiempo cuando se trata de llegar a una urgencia médica, que puede salvar una vida". Y la ha trasladado al Ayuntamiento de Huesca para que valore la posibilidad de ubicar este servicio en el futuro Centro de Emergencias y de Seguridad Ciudadana que compartirán la Policía Local y los bomberos.

Una idea que Enrique Capella, médico del 061 y miembro de la Junta Permanente del Colegio Oficial de Médicos de Huesca vería con muy buenos ojos "porque tenemos muchas intervenciones conjuntas los tres servicios". También Óscar Rubio, técnico de emergencias sanitarias de soporte vital avanzado y miembro del comité de empresa de Acciona que gestiona el transporte urgente, apoya la propuesta "porque se acabarían todos los problemas". Sin embargo, desde la consejería de Sanidad aseguran que a corto plazo no hay previstos cambios en la ubicación de esta base "ya que en el hospital no hay sitio".

Actualmente, en los bajos del centro de salud conviven dos ambulancias medicalizadas. La UME atiende los avisos urgentes con un médico, una enfermera, un técnico y un técnico-conductor y está presente las 24 horas y los 365 días . Y la UVI se encarga principalmente de los traslados entre hospitales, aunque también puede acudir de apoyo a las emergencias, y está dotada con médico, enfermera y técnico-conductor con presencia de lunes a viernes de 9.00 a 21.00. Ambas cubren una amplia zona que incluye los avisos de los centros de salud de Ayerbe, Almudévar y Sariñena.

La UVI que se ocupa principalmente de traslados entre hospitales comparte base con la UME del 061 en los bajos del centro de salud Pirineos de Huesca.
La UVI que se ocupa principalmente de traslados entre hospitales comparte base con la UME del 061 en los bajos del centro de salud Pirineos de Huesca.
Rafael Gobantes

El personal explica que las ambulancias están aparcadas entre pilonas junto a la puerta de Urgencias del centro de salud por lo que es constante la llegada de coches con pacientes y tienen que hacer maniobras para sortearlos. "Es una continua pelea porque mucha gente no entiende que no puede bloquear una ambulancia cuando hay alguien con un infarto esperándote", afirman.

También dificulta la salida rápida la fila de personas que esperan a ser vacunadas en esos mismos bajos. Cuando consiguen salir de este "agujero", llegan a la calle Felipe Coscolla, "que es muy estrecha con lo que si hay coches en doble fila, muchas veces nos ha tocado esperar varios minutos". Y de allí suelen dirigirse a la avenida Menéndez Pidal, donde los atascos son frecuentes.

Además, denuncian que la UVI, según el pliego del contrato, debería estar ubicada en el propio hospital San Jorge, como ocurre en Jaca o en Barbastro. "Es lo lógico porque el 90% de los traslados salen de allí, pero hace años que parecía que molestábamos por el hueco que ocupábamos y nos sacaron para meter al personal sanitario de rescate de montaña", recuerdan.

Critican por último que las instalaciones no cumplen las condiciones ya que están pensadas para un equipo de cuatro profesionales y están siete. Además, carecen de vestuarios. "Hay una cama en un dormitorio pequeño y luego está todo lleno de taquillas, el pasillos, los baños... La cocina se comparte con un despacho por lo que tampoco hay sitio para estudiar o dar docencia", se quejan.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión