Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

La demanda de campamentos de verano en el Pirineo se dispara

Las empresas reconocen que este año se están llenando las plazas "más rápido que nunca" porque hay "muchas ganas". Algunas han tenido que abrir nuevos turnos para satisfacer las largas listas de espera.

Un grupo de jóvenes disfrutando de un campamento el verano pasado en el valle de Benasque.
Un grupo de jóvenes disfrutando de un campamento el verano pasado en el valle de Benasque.
Ibón de Plan

La demanda para disfrutar este próximo verano de un campamento en el Pirineo aragonés se ha disparado pese a la incertidumbre que aún existe sobre la evolución de la pandemia y sobre las restricciones sanitarias que estarán vigentes para entonces. De hecho, muchas empresas y entidades han tenido que abrir nuevos turnos ya para satisfacer las largas listas de espera.

Es el caso, por ejemplo, de Ibón de Plan, que empezó organizando tres turnos para julio y en 15 días se completaron todas las plazas por lo que lanzaron otro más para final de junio y se completó después de Semana Santa. "No nos había pasado nunca", reconoce su director, Javier Repollés.

De momento han abierto lista de espera en todos los turnos "porque tenemos familias que se apuntaban otros años y que se han quedado fuera por llamaron a finales de abril". Y es que ahora están limitados a un máximo de 50 personas (44 participantes y seis monitores), mientras que otros años hacían campamentos de 70 u 80. Por ello, están pendientes de si la DGA flexibiliza los aforos y permite ocupar más del 50% de las plazas de los albergues. "Si amplían los aforos, vamos a tener un buen verano porque los niños apenas pudieron hacer nada el año pasado y tienen muchas ganas", asegura.

Algo que también están constatando en Anayet que ya tiene ocho turnos completos y los otros ocho al 50% (el verano pasado solo pudieron celebrar seis). "Habitualmente la primera quincena de julio siempre se llenaban rápidamente y el resto de turnos iban más lentos, pero nunca habíamos completado tantos campamentos tan pronto", destaca Daniel Reula, su gerente, quien valora que el IAJ haya permitido este año participar a menores de 12 años "porque es la franja más demandada". No obstante, también recuerda que antes de la pandemia llegaban a los 500 chavales entre 14 turnos y ahora sumarán algo más de 300 en 16. Por ello, también espera que se flexibilicen las limitaciones y se permita el 75% de aforo que ya tienen ahora este tipo de alojamientos. Y es que resalta, además, que de ello depende la contratación de entre 25 y 30 monitores.

Mientras, Encantaria ha sacado los mismos campamentos que en 2019 después de que el año pasado trabajaran solo un 20% de lo normal, y por ahora ya tiene asegurados varios de los 15 turnos. No obstante, su director, Roberto Aubí, cree que cuando se despejen las dudas que todavía hay, se dispararán las peticiones. Ellos también confían y de hecho están aceptando inscripciones de jóvenes de otras comunidades e incluso del extranjero.

La DGA estudiaría permitir las tiendas si la situación sanitaria mejora

Mientras tanto, las asociaciones Scouts de Aragón, Guías de Aragón, Scouts Católicos d’Aragón e YMCA, que ofrecen campamentos a más de 4.800 jóvenes, han recogido ya 1.800 firmas para pedir a la DGA que flexibilice la normativa sanitaria y permita la pernocta en tiendas de campaña "que puede ser igual o más segura que un dormitorio colectivo", afirman. Además, denuncian que al prohibir su uso, se está impidiendo la realización de campamentos más asequibles para las familias.

Estas entidades denuncian que el 12 de abril solicitaron una reunión con los responsables de Ciudadanía y Derechos Sociales, Sanidad e Instituto Aragonés de la Juventud pero aún no tienen respuesta. Reclaman que se cuente con ellos para consensuar una normativa que permita realizar campamentos "de forma segura" y que se haga con tiempo "porque empieza a ser tarde para que las familias puedan organizar su verano", advierten.

Desde la consejería de Ciudadanía argumentan que la tipología de acampada no está permitida por la epidemia ya que complicaría la sectorización y aislamiento en caso de positivos, pero recuerdan que la orden rige para la situación actual. "Si esta cambia, se estudiará tomar otras decisiones, siempre en consonancia con Salud Pública y anteponiendo la salud de los menores". Y recalcan, además, que el IAJ mantiene el diálogo abierto con el sector y tiene previstas próximas reuniones.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión