Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

La vivienda nueva ocupa en Huesca solares olvidados y edificios vacíos por falta de suelo en las afueras

Los promotores de Huesca reclaman al Ayuntamiento grandes ámbitos urbanísticos para poder construir unifamiliares, que copan la demanda en la cpaital oscense tras el confinamiento.

La antigua residencia de estudiantes de la calle San Orencio se está reconvirtiendo en un bloque con 11 viviendas.
La antigua residencia de estudiantes de la calle San Orencio se está reconvirtiendo en un bloque con 11 viviendas.
Rafael Gobantes

La Federación de Asociaciones de la Construcción (FAC) de Huesca dará a conocer este lunes el balance de actividad de 2020, abordado en la asamblea celebrada el viernes. En el encuentro sectorial quedó claro que, debido a la pandemia, hay mucha demanda de vivienda nueva. Tras el confinamiento, los oscenses quieren, sobre todo, unifamiliares, tipología que se solo se puede desarrollar en suelos de las afueras de la ciudad, de los cuales se carece ahora.

Mientras tanto, los promotores edifican en solares urbanos vacíos hace años, como el de la plaza Santa Clara, y en huecos casi imposibles, tal que junto a la muralla en el Coso Alto. Otros han optado por reconvertir en viviendas edificios que estaban en desuso, como la residencia de estudiantes de la calle San Orencio. La nota común es que todos están en el centro y no conllevan obras de urbanización, que suponen un gasto añadido y frenan intervenciones tan reivindicadas y estancadas como la de la plaza San Félix y San Voto, donde los últimos derribos se acometieron en 2012.

Manuela Pastor, gerente de la FAC, señala que la compraventa y demanda de obra nueva se está moviendo, pero no hay oferta y las promociones que salen se agotan rápidamente. Es el caso de las 11 viviendas y el comercial que se conseguirán en el número 17 de la calle San Orencio, en pleno centro de la ciudad y frente a la basílica de San Lorenzo. Todo está ya reservado. La peculiaridad de esta promoción es que conserva la estructura y fachada de lo que hasta hace unos años fue la residencia de estudiantes Aneto, que se construyó en 1993. El edificio, de cinco plantas, se está renovando totalmente y el diseño de cada piso se hace a gusto del comprador.

También se personalizan las 11 viviendas ‘de lujo’ que se van a construir en el número 5 de la avenida Monreal, la prolongación del Coso Alto. El solar está entre dos bloques levantados en la última década y el edificio que lo ocupaba se derribó el pasado mes de septiembre. Todos los pisos y el local comercial están ya reservados. Quienes vivan aquí disfrutarán de amplias terrazas y piscinas privativas.

En el solar donde estuvo la autoescuela Salvador, en el Coso Alto, también se está interviniendo.
En el solar donde estuvo la autoescuela Salvador, en el Coso Alto, también se está interviniendo.
Rafael Gobantes

No muy lejos de esta promoción, en el número 74 del Coso Alto, se está edificando en el solar donde estuvo la autoescuela Salvador. Aquí estaba proyectada la construcción de dos viviendas unifamiliares de planta baja más tres alturas, con amplias fachadas y todo exterior. Los inmuebles estarían de espaldas a la muralla, que en este tramo tiene una altura de 8 metros. Ahora, parece que la intervención está vinculada a la reforma del edificio anejo.

Dejando aparte parcelas enquistadas, como la Nevería en el Coso Bajo (con restos arqueológicos que integrar), los vacíos en el centro de Huesca empiezan a colmatarse. Están a punto de entregarse los 16 pisos construidos en el número 1 de la avenida Doctor Artero, donde estaba el garaje La Internacional, y la misma empresa impulsa otra promoción en esta avenida, cerca de la urbanización de las Miguelas. 

Asimismo, de las 26 viviendas que se levantarán en la esquina de la calle San Lorenzo con la plaza de Santa Clara. De estas, ya hay 18 reservadas sobre plano porque la obra aún no ha empezado. En la calle Zacarías Martínez, en el barrio del Perpetuo Socorro, se ha levantado un bloque con 14 viviendas, garajes y trasteros. Cuatro de ellas ya están comprometidas. En el polígono 41, en la zona de Los Olivos, las últimos pisos disponibles de las últimas fases acometidas también se venden a buen ritmo.

Las harineras

La gerente de la FAC insiste en que, actualmente, no hay un gran número de viviendas nuevas a la venta. "Lo que se pide desde la asociación de promotores y así se ha trasladado a la concejala de Urbanismo es suelo alrededor de la ciudad para hacer unifamiliares o urbanizaciones más pequeñas y más abiertas", apunta.

Pastor señala que desde 2010, el PGOU (Plan General de Ordenación Urbana) no se ha modificado para obtener grandes ámbitos de suelo, salvo el de las harineras. Las 1.300 viviendas proyectadas en este céntrico polígono serán en altura y no empezarán a construirse hasta dentro de un año, como poco.  

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión