Huesca
Suscríbete por 1€

Oleada de críticas a la DGA por votar a favor de prohibir la caza del lobo

Asaja, UAGA y la plataforma contra la presencia de lobos exigen consultar a los afectados. El PSOE de Huesca carga contra la dirección general de Medio Natural, de Podemos. Y el PP anuncia un frente institucional.

Los ganaderos de Aragón han manifestado públicamente su oposición a la presencia del lobo.
Los ganaderos de Aragón han manifestado públicamente su oposición a la presencia del lobo.
Rafael Gobantes

La reciente declaración de todas las poblaciones de lobos de España como especies protegidas (hasta ahora solo afectaba a las que estaban al sur del Duero) y la consiguiente prohibición de cazarlos, que se aprobó con el voto a favor por el Gobierno de Aragón, ha levantado una oleada de críticas por parte de las organizaciones agrarias Asaja y UAGA, de la plataforma contra la presencia del lobo y del oso. También se han manifestado en contra el PP e incluso del PSOE de la provincia de Huesca, que ha cargado duramente contra la postura de la dirección general de Medio Natural que ocupa Podemos, socio de gobierno de los socialistas.

La Comisión Estatal de Patrimonio Natural del Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico aprobó el pasado jueves incluir de todas las poblaciones de lobo existentes en España en el listado de especies en régimen de especial protección. Cantabria, Asturias, Castilla y León y Galicia, todas ellas regiones con poblaciones de lobo al norte del Duero, votaron en contra, al igual que otras comunidades gobernadas por el PP. Sin embargo, la propuesta salió adelante por un voto de diferencia gracias al respaldo del resto de regiones. En Aragón, la caza ya está prohibida porque el lobo no está incluido entre las especies cinegéticas, pero se teme que la medida posibilite la expansión de la especie desde otras zonas. 

Para Ángel Samper, de Asaja, es "muy triste" que el voto de Aragón haya "decantado" la balanza "y haya ido en contra de la ganadería extensiva en beneficio del lobo por mucho que hablen de que se apoya al sector". Además, critica que comunidades sin presencia del lobo hayan tomado esta decisión "sin escuchar a aquellos que están sufriendo los ataques". Desde esta organización abogan por poder cazar al lobo en aquellos lugares donde ocasiona daños, como la comarca de Los Monegros, donde se han producido la mayoría de ataques, y de habilitar espacios para esta especie y para los osos en lugares donde no exista la ganadería extensiva "porque son una desesperación para los ganaderos", afirma. 

Mientras, Joaquín Solanilla, de UAGA, también censura la postura del Gobierno de Aragón. "Todas estas decisiones que se toman desde las grandes urbes sin consultar con el territorio terminan siempre muy mal", señala.  Además, coincide en que el lobo no puede convivir con la ganadería extensiva. "Venden por un lado el apoyo a los ganaderos para quedar bien con la opinión pública pero luego por detrás te meten una puñalada", manifiesta. Destaca, asimismo, que pese a que se lleva muchos años cazando lobos, "el censo incluso ha aumentado". En su caso, tampoco comprende que comunidades autónomas que no sufren las consecuencias de la presencia del lobo tengan voto en este asunto "porque si no, te da qué pensar que igual han recibido algo a cambio". 

En la plataforma contra la presencia del lobo también ha causado un "gran malestar y preocupación" esta decisión porque consideran que "el lobo ni mucho menos es un animal en peligro y son el motivo de miles de ataques a la ganadería porque mata todo lo que se le pone por delante, enfermo, viejo y joven".

Además, aseguran que en algunas zonas de varias comunidades se están cerrando explotaciones por la "fuerte presión" de estos animales. Por ello, advierten de que esta decisión de impedir el control de los lobos mediante la caza "va a significar que la expansión hacia otras comunidades está muy cerca". Y consideran que con los problemas por los que ya está pasando la ganadería de falta de consumo, bajos precios, un cambio de la PAC... "puede significar el abandono de muchos ganaderos y puede ser la puntilla para el sector". 

También han mostrado su "sorpresa e indignación" por el hecho de que el Gobierno de Aragón se haya "aliado" con las tesis del Ministerio para la Transición Ecológica. "Una vez más, la Administración en contra del mundo rural y aliándose con los ecologistas y animalistas, que con la cantinela de que el lobo está en peligro de extinción, que es imprescindible, que solo mata animales enfermos o que es lo mejor para controlar las superpoblaciones como los jabalíes, han conseguido el apoyo de comunidades que han pagado este tributo", critican. Por todo ello, la plataforma anuncia que en cuanto lo permita la situación sanitaria se movilizará y buscará el apoyo de otras fuerzas ganaderas.

También el PSOE del Alto Aragón se opone a la consideración del lobo como especie de protección especial y exige que se consulte a los afectados antes de tomar decisiones tan trascendentales para su futuro para adoptarlas "por consenso, no con un solo voto decantando la balanza”, señala Elisa Sancho, secretaria de Organización de la formación, quien considera "ilógico" que Aragón votara a favor de introducir al lobo en el Listado de Especies de Régimen de Protección Especial. 

"La federación altoaragonesa del PSOE se opone a la decisión tomada y al posicionamiento defendido en Madrid por la dirección general de Medio Ambiente y Gestión Forestal del Gobierno de Aragón -con Diego Bayona al frente, de Podemos-, que votó a favor de esta protección", critica, al tiempo que considera "contradictorio que a algunos se les llene la boca hablando de la ganadería extensiva y a la hora de la verdad sus decisiones condenen el futuro de muchas de estas explotaciones”.

Sancho recuerda que hasta hace tres años no había lobos en la provincia y desde su aparición “han sido múltiples los ataques de los ejemplares de esta especie a explotaciones ganaderas en diferentes puntos de la provincia, generando gran estrés a los animales y a los ganaderos unos daños irreparables”. Por ello, pide una revisión de la estrategia de introducción del lobo "porque no debe facilitarse que se extienda a zonas donde no existe hoy esta especie, como Aragón”

El PP propondrá un frente institucional contra la decisión de la DGA

Por su parte, el PP ha expresado su "extremo malestar” por el apoyo del Gobierno de Aragón a la inclusión del lobo en el catálogo de especies protegidas. "Lambán se ha dejado llevar por un postureo animalista mal interpretado que demuestra su enorme desapego de la realidad territorial”, subrayan los populares, que vinculan esta postura con sus decisiones durante las recientes nevadas. "Es tan fácil asustarse por una nevada desde los pasillos del Pignatelli como ignorar que el lobo es un peligro para los ganaderos monegrinos”, señalan.

El PP asegura que nadie ha propuesto nunca una caza indiscriminada del lobo ni su extinción controlada, sino medidas de rastreo y contención. Y anuncia que pondrá en marcha un frente institucional para que todas las administraciones, “desde las Cortes hasta el municipio más pequeño de los afectados”, se pronuncie sobre la decisión de la DGA.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión