Despliega el menú
Huesca

Huesca

Aprobada la encomienda de gestión del  servicio de limpieza viaria de Huesca a la empresa pública Grhusa

El encargo, tras años de polémica y una sentencia del TSJA, ha contado con el apoyo del PSOE, Cs, Podemos-Equo y Vox, y con la abstención de PP. El pleno del Ayuntamiento ratificará el acuerdo de la comisión.    

Una de las máquinas utilizadas para el servicio de limpieza viaria de Huesca.
Una de las máquinas utilizadas para el servicio de limpieza viaria de Huesca.
Ayto. Huesca

La Comisión de Servicios Generales y Medio Ambiente del Ayuntamiento de Huesca ha aprobado este jueves la encomienda de gestión del servicio municipal de limpieza viaria  al consorcio del cual depende la empresa pública Grhusa (Gestión de Residuos Huesca S.A.U.). 

La encomienda ha contado con el apoyo del PSOE (que gobierna en minoría), Ciudadanos, Con Huesca Podemos-Equo y Vox, y con la abstención del PP, que siempre se ha manifestado contrario al procedimiento realizado para recuperar la gestión pública del servicio que los populares privatizaron en 2013. Según denunciaron en su día, el objetivo de la encomienda era "colocar a los trabajadores de una empresa privada en una pública como es Grhusa sin seguir los criterios de selección del personal de igualdad, mérito y capacidad". El siguiente paso para formalizar el encargo de la prestación del servicio, antes de su entrada en vigor, será su ratificación en el pleno del próximo viernes 29 de enero.

El concejal de Servicios Generales, Roberto Cacho, ha remarcado que la limpieza viaria de la ciudad de Huesca sigue siendo un servicio esencial de carácter público, "lo que garantiza su eficacia y calidad a todos los niveles y supone además una reducción de costes respecto a su externalización". 

El acuerdo entre el Ayuntamiento y el Consorcio recoge que la financiación de la encomienda de gestión del servicio supera los 2,5 millones de euros anuales. Por su parte, Grhusa se compromete a contar con el personal y la maquinaria necesaria para prestar la limpieza viaria de forma adecuada y con las especificaciones que recoge la memoria técnica. Además, adquirirán nueva maquinaria como, por ejemplo, cinco barredoras, un lavaceras o una fregadora de calzada, entre otras.

Desde el equipo de gobierno local recuerdan que "este proceso comenzó en el año 2013, cuando el gobierno del Partido Popular externalizó un servicio esencial del Ayuntamiento". En el año 2017 la encomienda a Grhusa fue anulada por el Tribunal de Contratos Administrativos de Aragón (Tacpa).  

Al final, el Tribunal Superior de Justicia (TSJA) dio la razón al Ayuntamiento y confirmó que la actuación del equipo socialista fue correcta en todo momento y que siempre se actuó con responsabilidad y de acuerdo a la Ley. "Precisamente, este fallo del TSJA es el que permite que este servicio esencial siga siendo gestionado desde lo público", ha apostillado Cacho.

Etiquetas
Comentarios