Despliega el menú
Huesca

El detenido por la agresión sexual a la anciana de Tamarite lo niega todo pero la juez lo envía a prisión 

El forense ha determinado que las heridas que tiene son compatibles con la fractura de la ventana de la casa de la mujer, de 94 años, que fue asaltada en su habitación cuando dormía.

El coche de la Guardia Civil con el detenido abandonando los juzgados.
El coche de la Guardia Civil con el detenido abandonando los juzgados.
José Luis Pano

El joven de 24 años detenido por la agresión sexual a una anciana de 94 años en Tamarite de Litera ha negado los hechos en su declaración judicial. A pesar de ello, la juez de Monzón que lleva al caso ha encontrado indicios suficientes de la autoría y lo ha enviado a prisión. Está acusado de entrar por la fuerza a la vivienda de la mujer, rompiendo una ventana, y atacarla cuando ella se encontraba durmiendo en su habitación, la noche del pasado sábado.   

En el auto de prisión provisional, la magistrada ve indicios suficientes de la autoría. Entre ellos la presencia de heridas compatibles con la fractura de la ventana, tal y como ha determinado el forense que lo ha examinado en el juzgado. Además considera que es una persona sin arraigo, y por lo tanto existe peligro de fuga, y que hay riesgo de reiteración del delito. Se espera ahora a los resultados de los análisis de las evidencias biológicas dejadas en el lugar de los hechos, restos de sangre y semen, para confirmar la identidad del agresor. También aparecieron huellas dactilares. 

"Lo ha negado todo, que conociera a la persona, que entrara en la casa... todas las evidencias presentadas por la Guardia Civil", ha explicado a las puertas de los juzgados Lucía Romeu, la abogada de guardia del Instituto Aragonés de la Mujer que atendió a la anciana el domingo y defiende sus intereses en este caso. Tanto esta letrada como el ministerio fiscal habían solicitado prisión comunicada y sin fianza. "Entendemos que ha habido mucha alarma social, existe riesgo de reiteración delictiva por esta clase de delitos y además es una persona sin arraigo en España, con lo cual se puede sustraer a la acción de la Justicia. Por todo ello procede la prisión provisional". 

El detenido, un inmigrante nacido en Zambia, ha llegado al juzgado sobre las 10.00. Su declaración ha sido breve, ya que se ha limitado a negar los hechos, incluso su presencia en la vivienda de la víctima, y solo se ha alargado porque ha pedido la presencia de un intérprete. Como coartada simplemente ha asegurado que estaba en su casa.

Tras prestar testimonio y antes de dictar auto de prisión, la juez ha esperado a que fuera examinado por el médico forense. Este especialista ha revisado las heridas del arrestado para ver si concordaban con su justificación. Cabe recordar que el autor de la agresión entró en la vivienda forzando una reja y rompiendo el cristal de la ventana. Se cortó y dejó restos de sangre en la casa. En el registro de la casa que ocupaba junto a otras personas se hallaron ropas ensangrentadas.    

Respecto a los restos biológicos encontrados en el domicilio de la víctima, la abogada del IAM ha precisado que no han llegado los resultados de los análisis para corroborar a quién pertenecen. Lo que sí hay son otro tipo de indicios "que apuntan a que presuntamente fue él, aunque él está en su derecho a negar los hechos".

Hasta 15 años de prisión

La agresión sexual a una persona sumamente vulnerable, como sería una anciana de 94 años, pueden acarrear al autor hasta 15 años de prisión. A este cargo se podría añadir el de allanamiento, penado con hasta 2 años. La abogada del IMA pedirá que se tome declaración a la anciana, en una prueba preconstituída, teniendo en cuenta su avanzada edad y que el juicio se puede demorar varios años. 

Etiquetas
Comentarios