Huesca
Suscríbete

El Pirineo reclama movilidad para ir a las segundas residencias y a los hoteles

Ayuntamientos, comarcas y asociaciones empresariales plantean al Gobierno de Aragón una lista de medidas para el rescate del turismo ligado a la nieve, con la apertura de las estaciones de esquí condicionada al levantamiento del confinamiento provincial y la adecuación de los horarios de la hostelería y el comercio.   

Solitaria imagen de la Ciudadela de Jaca, habitualmente cargada de turistas durante las vacaciones.
Solitaria imagen de la Ciudadela de Jaca, habitualmente cargada de turistas durante las vacaciones.
Rafael Gobantes

Ayuntamientos, Comarcas y asociaciones turísticas del Pirineo han planteado al Gobierno de Aragón que flexibilice los confinamientos provinciales y autonómico para permitir la movilidad hacia segundas residencias y establecimientos hosteleros mediante reservas y registros, algo que estaría condicionado a la situación sanitaria del municipio de origen y destino. 

La propuesta figura en un listado de medidas para el rescate del sector turístico consensuadas por las instituciones y las asociaciones empresariales de las comarcas pirenaicas y dirigida a la DGA para salir de la situación de parón en que se encuentran, sin haber iniciado la temporada de invierno y con la perspectiva de otro mes sin actividad por la prolongación de los cierres provinciales hasta el 31 de enero. La han suscrito los cuatro presidentes comarcales, los responsables de seis asociaciones empresariales y más de 30 alcaldes. 

Además, reclaman la adecuación de las medidas de contención de la pandemia, horarios de cierre de actividad y aforos de hostelería y comercio, al tamaño de los núcleos de población y al nivel de incidencia del coronavirus; así como la apertura de las estaciones de esquí actualmente cerradas, eso sí "condicionada a la apertura del confinamiento provincial de la Comunidad Autónoma". 

El listado de peticiones incluye inversiones estratégicas en las estaciones de esquí para mejorar su competitividad; ayudas al tejido empresarial, análogas a las recibidas durante el confinamiento de primavera, que por las circunstancias actuales no ha podido empezar a ejercer su actividad económica (escuelas de esquí, alquileres de material, etc.) o que han visto mermada su facturación en un 70% o más; y la aplicación, para todas las empresas del territorio, de incentivos fiscales o cualquier otra medida que permita la supervivencia de las empresas y la creación y mantenimiento de los puestos de trabajo.

La estacionalidad del sector, señalan, no permite la aplicación de los ERTE como figura de protección de los trabajadores del territorio. Por ello, solicitan la adaptación de esta figura, o la creación de una nueva, aplicable a aquellas empresas que no han podido iniciar su actividad o se ven abocadas a la reducción de sus plantillas o al cierre.

​Plan de empleo extraordinario

Por último, reclaman la creación de incentivos que impulsen la actividad turística de forma segura en los territorios de nieve y un plan de empleo extraordinario, financiado por el Inaem y los ayuntamientos para emplear a personas empadronadas en los diferentes municipios que se hayan quedado sin trabajo como consecuencia de la falta de actividad del sector turístico; y la mejora de la financiación de las ayudas de urgencia que dan las Comarcas a las familias que se encuentran, por motivo de la pandemia, en situación de vulnerabilidad. 

La propuesta está suscrita por las asociaciones empresariales de los valles de Tena, Aragón y Benasque, Sobrarbe, la Jacetania y Pirineos Alto Gállego; los presidentes de las cuatro comarcas pirenaicas (Sobrarbe, Ribagorza, Jacetania y Alto Gállego); y los alcaldes de Benasque, Sahún, Villanova, Sesué, Castejón de Sos, Chía, Bisaurri, Seira, Laspaúles, Campo, Bielsa, Aísa, Canfranc, Villanua, Borau, Castiello de Jaca, Ansó, Jaca, Canal de Berdún, Puente la Reina, Sallent de Gállego, Escarrilla, Panticosa, Sandinies, Tramacastilla, Hoz de Jaca, Piedrafita, Yésero, Biescas, Gavín, Sabiñánigo, Yebra de Basa, Caldearenas.

El comunicado reconoce que la crisis sanitaria ha colocado a la humanidad en su conjunto en una situación difícilmente imaginable con anterioridad. "Desde el inicio de la pandemia estamos inmersos en un proceso de aprendizaje y adaptación a esta nueva realidad, un proceso en el que hemos cometido aciertos y errores" y en el que se lucha por mantener para futuras generaciones el desarrollo alcanzando en las últimas décadas "en territorios de montaña tan frágiles". 

Pero superado el inicio de temporada y las navidades, que son los dos periodos de mayor afluencia con motivo de las actividades ligadas a la nieve, y en el que queda por delante unos meses de actividad moderada, quieren poner en valor el esfuerzo realizado por las empresas y trabajadores de los valles pirenaicos, "que han soportado la falta de actividad económica a la que se han visto abocados por las restricciones con motivo de la Covid-19". Por ello, reclaman acciones concretas que permitan reactivar "inmediatamente" la economía de estos territorios.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión