Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Muere Alfonso Milián, obispo emérito de la Diócesis de Barbastro – Monzón

Ha fallecido en el hospital Miguel Servet de Zaragoza a los 81 años. En sus diez años al frente de la Diócesis nunca cejó en el empeño de la recuperación de los 111 bienes de arte sacro depositados en Lérida.

El obispo Alfonso Milián
El obispo Alfonso Milián
J. L. P.

La Diócesis de Barbastro Monzón está esta semana de luto. A la muerte el martes de Damián Iguacén, este jueves hay que lamentar la pérdida del obispo emérito Alfonso Milián a los 81 años, en el hospital Miguel Servet de Zaragoza.

Milián nacía en 1939 en la pequeña localidad turolense de La Cuba. Realizó los estudios eclesiásticos en el Seminario Metropolitano de Zaragoza y fue ordenado sacerdote el 25 de marzo de 1962. Fue párroco de Azaila, Vinaceite, Almochuel y en 1969 de San Pío en Zaragoza donde desarrolló una intensa labor social hasta 1983. En esa época fue nombrado delegado de Cáritas del barrio Arrabal de la capital aragonesa, entidad con la que mantendría desde entonces una estrecha relación hasta llegar a ser el delegado de la Conferencia Episcopal Española una vez nombrado obispo de Barbastro – Monzón el 11 de noviembre de 2004 por Juan Pablo II. Cuatro años antes había sido nombrado obispo auxiliar de Zaragoza.

En su etapa en la capital aragonesa trabajo con el movimiento de jóvenes, los seglares y Manos Unidas.

En la historia de la diócesis altoaragonesa es el obispo número 50, tras suceder al actual cardenal Juan José Omella. Monseñor Milián estuvo al frente de la diócesis de Barbastro – Monzón diez años, desde que tomó posesión en la Catedral de Barbastro el 19 de diciembre de 2004 hasta el 27 de diciembre de 2014, cuando el Papa Francisco al cumplir los 75 años. Fue relevado por el actual prelado Ángel Pérez.

Durante su etapa como obispo se inició el proceso de beatificación ante la Santa Sede más numeroso de España con una causa de 214 mártires, la mayoría religiosos, asesinados durante la represión anticlerical en la Guerra Civil.

En esos diez años nunca cejó en el empeño de la recuperación de los 111 bienes de arte sacro depositados en Lérida y estuvo cerca de conseguirlo tras las intensas conversaciones con sus homólogos de Lérida Xavier Salinas y Joan Piris, que al final no prosperaron. Su mayor alegría no obstante en lo relativo al patrimonio fue la inauguración el 15 de diciembre de 2010 del Museo Diocesano de Barbastro – Monzón que espera todavía el regreso de esas obras.

Monseñor Milián será enterrado en la Catedral de Barbastro siguiendo su expreso deseo. Desde la Diócesis altoaragonesa no han propiciado más detalles al respecto sobre la ceremonia.

El alcalde de la ciudad, Fernando Torres, lamentaba la pérdida del Milián: “Días tristes para nuestra ciudad y nuestra Diócesis, al despedir, en tan sólo dos días a dos de nuestros obispos. Si el pasado martes dejaba este mundo, don Damián Iguacén, con 104 años de vida, de los cuales, 4 dedicó a nuestra ciudad (1970/1974), hoy, recibimos con tristeza, la noticia del fallecimiento de nuestro querido Obispo emérito, don Alfonso Milián. Don Alfonso nos acompañó, durante 10 años, como pastor de nuestra Diócesis, desde 2004 hasta 2014, momento, en el que tomó la decisión de solicitar al Papa Francisco, su renuncia al cargo para retirarse. Su trabajo y su cariño por nuestra tierra y sus gentes es el mejor recuerdo que nos deja a todos los que le conocimos.

La misa exequial  será el sábado, 28 de noviembre a las 11.00, en la catedral de Barbastro. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión