Despliega el menú
Huesca

Lérida pide examinar las obras de Sijena a dos días de que el Supremo revise el caso

El Museo, que tuvo que entregar el tesoro artístico en 2017, pide al juzgado evaluar el estado de las piezas en el monasterio. Mañana el pleno del alto tribunal revisará la sentencia.

Las visitas guiadas se realizan en grupos de solo 20 personas.
Imagen de archivo de una visita guiada a la exposición de los bienes del monasterio de Sijena, actualmente cerrada al público.
R. G.

El Museo de Lérida acaba de solicitar que se examine el estado de conservación de las 44 obras que el 11 de diciembre de 2017 fueron trasladadas por orden judicial y con el auxilio de la Guardia Civil desde sus instalaciones al monasterio de Sijena. Y lo ha hecho en un momento clave del litigio, ya que la petición fue presentada el lunes, a tan solo dos días de que el pleno de la sala de lo civil del Tribunal Supremo se reúna para revisar este caso y decida si las 95 obras recuperadas -44 procedentes del Museo de Lérida y 51 del Museo Nacional de Arte de Cataluña- se quedan definitivamente o no en el cenobio aragonés.

Los recursos de casación interpuestos por el Museo de Lérida, el MNAC y la Generalitat contra la sentencia del juzgado número 1 de Huesca que declaró nulas las operaciones de compraventa y ordenó la devolución de los 97 bienes (dos fueron extraviados por Cataluña), van a ser resueltos este miércoles por los diez magistrados de la sala de lo civil del Supremo, es decir, por la sala en pleno, después de que el 15 de octubre se reunieran cuatro de los jueces y decidieran convocar al resto para dictar el fallo. El litigio es uno de los más largos y mediáticos que enfrenta a Aragón y Cataluña por el arte sacro. De hecho, la sentencia, que fue ratificada por la Audiencia de Huesca, se dictó en 2015.

Para justificar su petición, el Museo de Lérida vuelve a poner en entredicho las condiciones de conservación que ofrece el monasterio de Sijena y para ello, se basa en una única visita que dos de sus conservadoras realizaron en horario de apertura al cenobio en septiembre de 2018, donde dicen que apreciaron "degradaciones" en algunas de sus piezas. El museo recuerda que mantiene la función de velar por el "mantenimiento y conservación" de las 44 obras, ya que fueron trasladadas en virtud de la ejecución provisional de una sentencia que puede ser revocada. 

Por ello, pide al juzgado que acuerde una "inspección y comprobación" de los 44 objetos y de la "repercusión que sobre ellos tienen las condiciones de luz, climatización y humedad" del espacio. Considera que debería nombrarse a una comisión de "expertos independientes" y en este sentido, sugiere encargar el trabajo a los técnicos del Instituto del Patrimonio Cultural de España o designar a una empresa privada. También se ofrece a asumir los costes.

El abogado del Ayuntamiento de Villanueva de Sijena, Jorge Español, considera que las intenciones del Museo de Lérida van más allá del propio litigio de Sijena. De hecho, piensa que están relacionadas con otro de los grandes pleitos por el arte sacro, el de las 111 piezas de las parroquias orientales, que aún conserva en su poder. El letrado cree que el museo intuye que el Supremo desestimará sus recursos y, a través de esta acción, busca acceder al monasterio antes de quedarse sin potestad sobre las obras, y "utilizar el asunto de Sijena como precedente de que Aragón no sabe conservar correctamente los bienes culturales", cuando llegue el momento de oponerse a la ejecución provisional del fallo de los 111 bienes.

Etiquetas
Comentarios