Despliega el menú
Huesca

Ayuntamiento 

El PSOE apuesta por congelar impuestos y tasas municipales en Huesca para 2021  

El equipo de gobierno del Ayuntamiento oscense, condicionado por un Plan Econónimo y Financiero, explica que una reducción de tributos pondría en riesgo la prestación de servicios públicos.     

El concejal José María Romance (PSOE) durante la presentación de la propuesta de ordenanzas.
El concejal José María Romance (PSOE) durante la presentación de la propuesta de ordenanzas.
Ayto. Huesca

Después de cuatro seguidos de subidas, el IBI (Impuesto de Bienes Inmuebles) no se incrementará en 2021. El Ayuntamiento de Huesca, donde el PSOE gobierna en minoría, anunció hace unos días que, siguiendo la decisión adoptada por el Ministerio de Hacienda, el próximo ejercicio no habrá actualización de los valores catastrales. Esto conllevará que el recibo de la contribución, el impuesto más oneroso para los ciudadanos, no varíe el año que viene.  

El concejal de Hacienda, José María Romance, ha presentado esta mañana en comisión la propuesta de ordenanzas fiscales, que apuesta por congelar las tasas e impuestos "para evitar incrementar la presión fiscal a los ciudadanos en estos momentos tan complicados". El edil ha señalado que mantener los valores catastrales supondrá una merma de 500.000 euros en los ingresos.

Por otro lado, el concejal de Hacienda ha remarcado que "no hay que olvidar que la pandemia del coronavirus también está afectando al Ayuntamiento, que está aminorando sus ingresos y aumentando sus gastos. El 2021 va a ser un año difícil para los oscenses, pero también para las instituciones”.  Romance ha recordado que los gastos extraordinarios de limpieza, la habilitación del pabellón para transeúntes, las ayudas a las empresas, la gratuidad de la zona azul durante el estado de alarma, los bonos para incentivar el consumo en Huesca y el incremento de las ayudas de urgencia para cubrir necesidades básicas de las familias han supuesto dos millones de euros. 

A esto se suma la incertidumbre sobre la situación sanitaria y económica para 2021.Por ello, ha continuado el concejal, "nuestra apuesta es la congelación, no vamos a aumentar la presión fiscal pero tampoco se puede plantear una bajada de impuestos, ya que se podría poner en riesgo la prestación de los servicios públicos municipales”. En este sentido, el concejal ha recordado que el Ayuntamiento está condicionado por el  Plan Económico y Financiero (PEF) para 2020-2021 tras haber incumplido la regla de gasto en 2019 . En dicho ejercicio consumió 1,6 millones de euros más de lo que tenía permitido por la ley de estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera.

Romance ha detallado que se han presentado un total de 14 modificaciones a las ordenanzas, la mayoría de criterios técnicos como la redacción de algunos aspectos o actualizaciones de normativas. Como novedades, hay una bonificación del Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO) relacionada con el programa ARRU de rehabilitación de viviendas y se ha incluido la transferencia bancaria como forma de pago.

El próximo día 7, el resto de grupos municipales presentarán en la comisión sus propuestas para las ordenanzas fiscales, que se dictaminarán el día 14. El 20 de octubre las ordenanzas se debatirán en el pleno municipal. 

Etiquetas
Comentarios