Despliega el menú
Huesca

Huesca calcula una drástica caída de ingresos municipales de 2,3 millones

La incertidumbre sobre la apertura de las piscinas y otras instalaciones deja en el aire los fondos disponibles  para el Ayuntamiento este año.  

Bañistas en las piscinas de la Ciudad Deportiva, que abrieron el 12 de julio.
Bañistas en las piscinas de la Ciudad Deportiva, en una imagen de archivo.
Verónica Lacasa

El estado de alarma por el coronavirus ha provocado una drástica caída de ingresos en las instituciones, al tiempo que se han disparado los gastos para afrontar la crisis sanitaria. Un estudio del Ayuntamiento de Huesca, realizado en función de distintos escenarios futuros, cuantifica la merma en 2,3 millones de euros, sobre un presupuesto de 51 millones de euros. 

Desde el 14 de marzo se han visto reducidos los ingresos por impuestos directos e indirectos, tasas y precios públicos. El mayor paquete corresponde al aplazamiento de los impuestos y las tasas, como los recibos del agua o basura, "que no se pasarán mientras dure el estado de alarma", el IBI o el IAE. La contribución se acabará cobrando, pero se prevé un aumento de los impagos. 

Según ese estudio, la reducción en tributos indirectos, como el de construcción, se calcula en 325.000 euros; y las tasas y precios públicos, en 638.000. El concejal de Hacienda, José María Romance, ha citado como ejemplo la gratuidad de la zona azul, "una decisión demandada por los ciudadanos", que ha supuesto una rebaja de casi 200.000 euros. Y a esto se añadirían las licencias urbanísticas (se calcula un 40% menos) o el pago aplazado de los veladores, ya que solo se repercutirá una parte proporcional al uso. Incluso se ha cuantificado la posible rebaja de las multas, 115.000 euros, ya que no hay incumplimientos en las zonas azules, ahora gratuitas, o en las áreas peatonales, con menos viandantes y menos conductores.

Sin saber si van a poder abrir las piscinas o cuándo lo harán otras instalaciones deportivas, el estudio contempla cuatro escenarios diferentes que fijan una orquilla de entre 200.000 y 700.000 euros menos, en función del panorama más optimista y el más pesimista (tener que esperar a octubre para retomar las actividades deportivas). 

“Estas cifras son una estimación porque, por ejemplo, aún no sabemos si va a ser posible la apertura de las piscinas de verano y en qué condiciones. En función de las recomendaciones sanitarias, de los decretos del Gobierno central y de la evolución de la situación, las pérdidas de ingresos del Patronato Municipal de Deportes podrían ser de entre 200.000 y 700.000 euros”, ha explicado el concejal en una rueda de prensa virtual. No obstante, ha asegurado, las piscinas de verano estarán preparadas "para cuando nos dejen abrir". Si se puede, asegura Romance, el 1 de junio, "el primer día que nos lo permitan".    

Por si fuera poco, buena parte de los ingresos proceden de las transferencias de otras instituciones. Suman 12 millones de euros, de los cuales 9 llegan de Madrid. De momento están llegando los pagos según el calendario previsto, pero no se oculta las dificultades que atraviesan el resto de administraciones.  

Y en paralelo a la reducción de ingresos se han incrementado los gastos no presupuestados: compra de material de protección (EPIS, mascarillas, guantes…); la adquisición de productos para la limpieza y desinfección de calles, polígonos, colegios, etc.; la contratación de empresas para acometer la desinfección de vehículos municipales y de servicio público: o la puesta en marcha y la vigilancia del pabellón Río Isuela para personas sin hogar, entre otros. Todos estos gastos suman, de momento, 500.000 euros.

Otras medidas como el Plan Re-Activa Huesca para autónomos y microempresas que tuvieron que cerrar sus negocios ha contado con un millón de euros. También se han suplementado las ayudas de emergencia con 100.000 euros y, próximamente, se dedicarán otros 100.000 euros más.

En todo momento, ha justificado Romance, “las decisiones que ha tomado el equipo de Gobierno, siempre apoyadas por la Junta de Portavoces, han priorizado a los ciudadadanos. Se ha buscado tanto proteger la salud de todos los oscenses como ayudarles a sobrellevar esta complicada situación, siempre desde los límites que permiten las competencias municipales. Pero todas estas decisiones también tienen consecuencias”.

El concejal de Hacienda también ha recordado que dentro del Presupuesto General del Ayuntamiento de este 2020 hay partidas “que no se pueden tocar”. Es el caso del capítulo de gastos de personal (18 de los 51 millones de euros), o las facturas de luz o agua. La medida "más sencilla", ha dicho, sería desviar la partida de inversiones, 4,6 millones, pero la normativa impide destinarlas a gasto corriente porque o bien proceden de partidas finalistas de otras administraciones o de créditos. 

Romance ha recordado la reivindicación hecha por el alcalde, Luis Felipe, al presidente Pedro Sánchez para permitir a los ayuntamientos tener más autonomía sobre cómo invertir su dinero. Por otra parte, la reactivación económica, ha recordado, viene dada en buena medida por que el dinero de las inversiones llegue a las empresas contratadas.

El Ayuntamiento descarta problemas de falta de liquidez. Confía en que las otras administraciones cumplan. "No hay riesgo, pero estamos preocupados por una falta de ingresos que debemos tener en cuenta a la hora de definir prioridades".    

Etiquetas
Comentarios