Despliega el menú
Huesca

El obispo de Barbastro pedirá la ejecución provisional de la sentencia de los bienes

Ángel Pérez se muestra dispuesto a "responder" a todas las trabas judiciales que se planteen para recuperar las 111 obras de arte de las parroquias aragonesas.

El obispo de Barbastro-Monzón, Ángel Pérez, tras conocer el fallo del Tribunal de Conflictos.
El obispo de Barbastro-Monzón, Ángel Pérez, tras conocer el fallo del Tribunal de Conflictos.
Rafael Gobantes

El obispado de Barbastro-Monzón solicitará la ejecución provisional de la sentencia del 10 de diciembre de 2019 que obliga al Museo de Lérida a la "devolución inmediata" de las 111 obras de las parroquias, una vez que el Tribunal de conflictos de Jurisdicción ha allanado el camino. Este órgano del Supremo rechazó el jueves el conflicto planteado por la Generalitat de Cataluña contra el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 1 de Barbastro que dictó la sentencia. Concluye que la competencia del asunto corresponde al juez, Carlos Lobón. 

El obispo, Ángel Pérez, ha recibido con satisfacción la resolución y anticipa su intención de solicitar la ejecución provisional, siguiendo el ejemplo del patrimonio devuelto al Real monasterio de Sijena. Antes, ha matizado, el equipo jurídico de la diócesis debe analizar la sentencia, todavía no comunicada a las partes. Además, habrá que esperar a que se formalicen ante la Audiencia los recursos de apelación contra la sentencia de primera instancia, que se dan por seguros por parte de la Generalitat, el Museo de lérida 

"Lo que nos correspondería hacer a nosotros es pedir que se ejecute provisionalmente esta sentencia. No hemos tenido tiempo de reunirnos –en alusión a su gabinete jurídico- pero la intención era esa y será lo previsible. Si no se hubiera dado la dilatoria del Tribunal de Conflictos, estaba previsto pedirla", ha afirmado el obispo Ángel Pérez.

Ante el más que previsible recurso de Lérida a la sentencia del 10 de diciembre de 2019 ante la Audiencia Provincial, Pérez se ha mostrado tajante: "Seguiremos respondiendo al mareo que nos quieran ofrecer", en alusión a los numerosos recursos planteados por la Generalitat y el Museo de Lérida.

El obispo se sentía reconfortado por el nuevo fallo judicial que ha reafirmado los postulados que le llevaron en octubre de 2017 a iniciar la vía civil para reclamar la devolución de las 111 piezas de arte sacro, en nombre de las parroquias de la diócesis con bienes en Lérida que hace 25 años pasaron de la demarcación eclesiástica catalana a la aragonesa. Entonces se creó el nuevo Obispado Barbastro-Monzón, cuyo 25 aniversario se conmemora el domingo en la concatedral de Monzón con presencia del Nuncio del Vaticano, Bernardito Auza.

"Yo apelé a la ley para que me defendiera y en este momento la ley me vuelve a dar la razón. Moralmente hemos ganado. Yo creo que tendremos las piezas, aunque desde Cataluña son muy hábiles como estamos viendo ahora, que están poniendo en jaque al Estado. Somos David frente a Goliat. Defendemos lo que es justo, que nos devuelvan lo que es nuestro. Ojalá no perdamos ni la paciencia ni la constancia", ha declarado.

"Es un espaldarazo a la labor del juzgado de Barbastro, contra el que iba la Generalitat. Le dice que tiene derecho a hacer efectiva la sentencia. Si se hubiera admitido el recurso, el proceso se habría retrasado. Ahora se acorta el tiempo para que vuelvan a casa", opina Joaquín Guerrero, abogado del obispado de Barbastro, quien anunció la intención de solicitar la ejecución provisional, cuando los tiempos de los trámites procesales lo permitan.

Por su parte, el Gobierno de Aragón está a la espera de recibir la sentencia del Tribunal de Conflictos para valorarla. Sobre la petición de ejecución provisional, fuentes del departamento de Cultura han matizado que hay que esperar a las apelaciones, pero en todo caso la decisión posterior "se tomará de forma conjunta con el obispado de Barbastro, que es el demandante principal".

Por su parte, la Generalitat ha reaccionado anunciando la convocatoria urgente del Consorcio del Museo de Lérida. Para la consejera de Cultura, Àngel Ponsa, "no es una buena noticia". Pese a ello, en declaraciones recogidas por la Agencia Catalana de Noticias, su gobierno seguirá haciendo "lo que sea necesario" porque el caso tiene aún recorrido. "No se acaba aquí. Se puede recurrir al juzgado, a la Audiencia de Huesca y puede llegar también al Supremo", ha señalado en relación a la sentencia que ordena la devolución.

En Aragón, el portavoz del PAR en las Cortes, Jesús Guerrero, señaló que durante décadas la Generalitat está utilizando "maniobra dilatorias" para paralizar la ejecución de la sentencia y manifestó su confianza en que los bienes "vuelvan a casa cuanto antes".

Etiquetas
Comentarios