Despliega el menú
Huesca

huesca

El tramo de la N-260 entre Campo y Seira se cerrará en octubre y noviembre por las obras del Congosto

Se ha elegido esta fecha para reducir afecciones económicas y se permitirá el tráfico en el Pilar y en Todos los Santos.

Los alcaldes de la zona asistieron a una reunión informativa con la subdelegada del Gobierno.
Los alcaldes de la zona asistieron a una reunión informativa con la subdelegada del Gobierno.
A. Gayúbar

Debido a las obras de acondicionamiento de la carretera N-260 entre el Congosto del Ventamillo y la localidad de Campo, el tramo Seira-Campo permanecerá cerrado al tráfico de vehículos entre el 1 de octubre y el 30 de noviembre de 2020, fechas determinadas con el fin de evitar en lo posible las afecciones al sector económico de la zona.

La subdelegada del Gobierno en Huesca, Silvia Salazar; el ingeniero jefe de la Demarcación de Carreteras del Estado en Aragón, Rafael López Guarga; el jefe de la Unidad de Carreteras provincial, Ignacio García Cavero, y la directora de la obra, Carmen Lacasa Santos, se reunieron este miércoles con el vicepresidente de la Comarca de La Ribagorza, Eusebio Echart, y los alcaldes de las localidades afectadas por los trabajos.

Salazar, que definió esta actuación como "histórica", señaló que se han elegido estas fechas para el cierre de la vía por su menor incidencia en la economía del territorio. Asimismo , adelantó que el corte puede repetirse en primavera, asegurando que la carretera estará operativa en la época del turismo de nieve.

López Guarga, tras recordar los proyectos y alternativas que se barajaron sobre esta carretera desde los años 80 del pasado siglo, valoró el acondicionamiento que se está ejecutando, "diseñado para que las afecciones a los usuarios durante la ejecución de las obras sean las menores posibles, compatibilizando la ejecución de los sistemas constructivos con el tránsito de vehículos".

Salvaguardar los intereses económicos

 El jefe de la Demarcación de Carreteras del Estado apuntó que se ha trabajado salvaguardando los intereses económicos de la comarca en época de verano "pero ahora necesitamos ganar espacio a la carretera con vistas al trabajo de los próximos meses".

En similares términos se manifestó la directora de la obra, quien se comprometió a acometer "todos los trabajos que sean posibles y más" para generar los mínimos inconvenientes en el futuro. "Vamos a aprovechar este corte al máximo", sentenció.

Carmen Lacasa señaló que durante el corte viario de octubre y noviembre se permitirá el paso de vehículos en las festividades del Pilar (de las 13.00 del viernes 9 de octubre hasta las 8.00 del martes 13) y de Todos los Santos (de las 13.00 del viernes 30 de octubre hasta las 8.00 del martes 3 de noviembre). Además, durante el cierre de la carretera se establecerán rutas alternativas con desvíos señalizados por la N-230, la N-260 y la N-123.

Vehículos de emergencia

Por otra parte, se permitirá el paso de vehículos de emergencia (bomberos, ambulancias y Protección Civil) durante el cierre de la vía, con la excepción de los momentos en los que la carretera esté físicamente cortada por los trabajos y no se pueda facilitar un espacio mínimo para estos así como en los momentos de explosión de las voladuras.

Se pondrá a disposición de los ayuntamientos un número de teléfono para que, en estos casos de urgente necesidad de paso de vehículos de emergencia, puedan informarse de la situación de la carretera y permitirles el paso a la mayor brevedad posible.

La inversión total del acondicionamiento de la N-260 entre el Congosto de Ventamillo y Campo es de a 39.377.727 euros. Las obras se adjudicaron a Dragados, S.A por 35,6 millones y empezaron el 30 de septiembre de 2019. 

Etiquetas
Comentarios