Despliega el menú
Huesca

El turismo nacional acapara este año el 87% de las visitas a Ordesa, con mayoría de zaragozanos

Los centros de información del Parque Nacional atendieron en julio a un 50% menos de visitantes.

La cascada de la Cola de Caballo, el pasado lunes, en el Parque de Ordesa.
La cascada de la Cola de Caballo, el pasado lunes, en el Parque de Ordesa.
Heraldo

El Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, el lugar más visitado de Aragón, con unos 600.000 turistas al año, ha registrado este 2020 una importante caída del turismo extranjero, que apenas ha representado el 13%, frente al 87% de españoles. De estos, uno de cada cinco procedían de Zaragoza, según los datos recogidos por los puntos de información y los centros de visitantes.

"Está siendo un verano con una situación extraordinaria de alerta sanitaria para todo el sector turístico del mundo y para la visita al Parque Nacional también", en palabras de su directora, Elena Villagrasa. Los centros de acogida y el servicio de autobuses gestionado por el Ayuntamiento de Torla-Ordesa han funcionado con normalidad y solo un día (el 19 de agosto de 11 a 14.45), se cortó el servicio al haberse alcanzado la cifra de 1.800 personas el sector Ordesa.

Todavía no hay datos del total de visitantes, pero sí se puede tener una aproximación por las 49.089 personas atendidas hasta principios de agosto en los puntos de información y centros de visitantes. Por lugares de procedencia destaca la provincia de Zaragoza (9.356), seguida de Barcelona (6.582), Madrid (6.308), Valencia (2.896), Huesca (2.717), Navarra (1.412) y Guipúzcoa (1.092), un ranquin que demuestra que los turistas se han movido este año más que nunca a destinos cercanos. De los extranjeros, el 55% eran franceses.

En julio atendieron a 27.876, casi un 50% menos que el año anterior. Sin embargo, la directora cree que este porcentaje no es extrapolable al total de los turistas que han frecuentado el Parque porque muchos han optado por no hacer uso de esos servicios. "Se ha reducido el número total de personas que acceden a los puntos de información y centros de visitantes, en primer lugar porque han estado cerrados durante más de dos meses y cuando se han abierto, las medidas adoptadas por la covid, como la obligación de utilizar mascarilla e hidrogel en todos las accesos, han supuesto un inconveniente para los visitantes que queda registrado en los datos. Además, se detecta cierto reparo a utilizar zonas comunes o compartir espacios con otros usuarios", explica.

No se repartían folletos, pero sí había códigos QR, que han sumado 7.800 descargas (6.100 en español, 1.200 en francés y 500 en inglés). De ellas, 2.500 en el sector Ordesa, que sigue siendo el más visitado. Ha habido otras 1.800 en Añisclo, 1.400 en Pineta y 1.100 en Escuaín, lo que demuestra, según la directora, que muchos visitantes se acercan a otros valles buscando la tranquilidad de las zonas menos frecuentadas.

Las rutas más masificadas

Elena Villagrasa reconoce que preocupa la masificación en algunas áreas, "por la amenaza que supone para la calidad de la visita". "Hay recorridos que son los más frecuentados durante todo el año, como el sendero a Cola de Caballo o el ascenso a Monte Perdido en Ordesa o al Balcón en el valle de Pineta, pero durante los meses de verano es cuando presentan el máximo de turistas diarios". El senderismo en estos casos puede perder parte de su encanto con tanta gente.

Los problemas registrados en verano tienen que ver precisamente con la elevada afluencia: por accidentes de los visitantes que precisan de primeros auxilios o atención por parte del personal, la regulación del tráfico y los aparcamientos y el incumplimiento de la normativa y conductas incívicas.

127 trabajadores

En verano trabajan en Ordesa 127 personas: 34 empleados del Gobierno de Aragón y 93 de la empresa pública Sarga, destinados a realizar labores de restauración, mantenimiento, información, vigilancia y seguimiento ecológico. Este año, aclara la directora, el esfuerzo ha sido mayor por las medidas anti-covid, con la instalación de mamparas, dispensadores hidrogel, cartelería de la obligación del uso de mascarillas, eliminación de las papeleras, paneles informativos y de los códigos QR.

Etiquetas
Comentarios