Despliega el menú
Huesca

El aluvión de visitantes obliga a cerrar de nuevo el acceso a la Pradera de Ordesa

La carretera se ha tenido que cortar ya a primera hora. La dirección del Parque Nacional recuerda que se puede acceder a pie a este valle y también visitar sin restricciones otros sectores.

Un cartel indicaba este sábado que el aforo del valle de Ordesa está completo.
Un cartel indicaba este sábado que el aforo del valle de Ordesa está completo.
Gobierno de Aragón

El verano y el fin del confinamiento han disparado la afluencia turística al Pirineo. Un buen ejemplo de la salida masiva a las zonas de montaña es el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. Por segundo fin de semana consecutivo, el acceso por el valle de Ordesa, desde la localidad de Torla, se ha cerrado este sábado en el puente de los Navarros al completarse el aforo en la Pradera ya desde primera hora. 

Los más madrugadores han tenido su premio, pero los que han llegado en coche a partir de las 10.00 se han visto obligados a darse la vuelta, al completarse la capacidad máxima en el aparcamiento (410 turismos, 15 caravanas y 8 autobuses), pues se han encontrado la carretera ya cerrada.  

La directora del Parque, Elena Villagrasa, ha aclarado que los visitantes tienen la posibilidad de llegar a la Pradera caminando y además pueden visitar otros sectores del espacio protegido como el valle de Pineta, Escuaín o el cañón de Añisclo, menos frecuentados. Hoy en Añisclo se han contabilizado 120 vehículos; en Escuaín, 42; y en Pineta, 293.

Lleno en el parquin de la Pradera esta sábado.
Lleno en el parquin de la Pradera esta sábado.
Gobierno de Aragón

La previsión es que la carretera se reabra en unas horas cuando baje la afluencia. En torno a la una o las dos de la tarde ya empiezan a salir vehículos del parquin, de manera que pueden entrar otros. 

Este fin de semana ya está abierto el restaurante de la Pradera y se espera que a lo largo de las primeras semanas de julio se ponga en marcha el servicio de autobuses lanzadera desde Torla, en función de la afluencia de turistas. En este caso, se dejan de vender billetes cuando se alcanza la capacidad máxima en el valle y se retoma el servicio cuando baja la frecuentación. 

Vehículos estacionados en el valle de Pineta, en el Parque Nacional de Ordesa.
Vehículos estacionados en el valle de Pineta, en el Parque Nacional de Ordesa.
Gobierno de Aragón

El Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido rozó el lleno casi todos los días en la primera quincena de agosto del año pasado en el sector Ordesa, que no es el único con un aforo limitado, ya que también los otros tienen una capacidad máxima determinada en el Plan Rector de Urso y Gestión, pero que no se suele sobrepasar: en Añisclo el tope es de 600 personas; en Pineta, de 900; y en Escuaín, de 325. En estos casos el conteo se realiza por aproximación, en función del número de vehículos, y no hay forma de cerrar el acceso.

Etiquetas
Comentarios