Despliega el menú
Huesca

Rescates en montaña 

Muere una montañera tras caer 70 metros en la cresta de Llosás, cerca del Aneto

Es el primer accidente mortal en el Pirineo aragonés este año. Ha sido el compañero de la víctima (43 años), que estaba en 'shock', quien ha avisado de lo ocurrido.  

Un montañero ha perdido la vida este domingo al caer cuando se hallaba escalando la cresta de Llosás, en el macizo de la Maladeta.

Una montañera catalana de 43 años ha fallecido este domingo tras sufrir una caída en la cresta de Llosás, cerca del Aneto, en Benasque. Se ha precipitado desde un altura de 70 metros. Ha sido su compañero de escalada el que ha avisado al 112 de lo ocurrido. La caída mortal ha ocurrido hacia las 12.20. Es el primer accidente mortal en montaña de este año 2020. 

El servicio de emergencias de Aragón ha comunicado el aviso a la Guardia Civil. Hasta el lugar del accidente se desplazaron efectivos del Greim de Benasque y el helicóptero con base en esta localidad, junto con el médico del 061. Tras llegar, divisaron el cuerpo inerte de la montañera.

El helicóptero ha dejado a los especialistas y al médico, quienes al acercarse hasta ella han comprobado  que tenía lesiones incompatibles con la vida. El facultativo solo pudo certificar su fallecimiento. El cadáver fue trasladado en la aeronave hasta la helisuperficie de Benasque. Desde allí, un coche fúnebre lo llevó hasta el depósito de cadáveres del Hospital Provincial de Huesca, donde se le practicará la autopsia.  

La fallecida era vecina de Olesa de Montserrat (Barcelona).  Su acompañante que se encontraba ileso, pero estaba en 'shock' por lo ocurrido y fue trasladado hasta Benasque. La cresta de Llosás está formada por varias agujas que superan los 3.000 metros de altitud. 

Este domingo, la Guardia Civil ha rescatado además en diversos puntos del Pirineo aragonés por distintas lesiones a tres barranquistas y a una senderista francesa así como a otro ciudadano galo de 42 años quien había sufrido una crisis de ansiedad y tenía las manos y piernas agarrotadas.

Este sábado se efectuaron otros seis rescates por diversos accidentes de distinta índole: un barranquista de Tarrassa (Barcelona) de 51 años; un un vecino de Vila-Real (Castellón) de 23 años; otro joven de 27 años vecino de Madrid; una nicaragüense de 36 años; un vecino de Zaragoza de 48 años quien tras tropezar cayó por un cortado y quedó suspendido de un árbol y quien sufría problemas cardíacos y una montañera de Zaragoza que se había fracturado un tobillo.

Con la entrada en la nueva normalidad, tras la pandemia, los especialistas en montaña de la Guardia Civil atienden diariamente numerosos rescates. Hasta este fin de semana, se habían desplegado 14 operativos de auxilio en solo cuatro días.  

Etiquetas
Comentarios