Despliega el menú
Huesca

Huesca busca oficinas de alquiler para los servicios sociales tras la denuncia de aguas fecales y cucarachas en la sede actual

El Ayuntamiento reconoce que el edificio de la plaza de San Bernardo no reúne condiciones adecuadas y quiere acelerar el traslado de los trabajadores mientras encuentra una solución definitiva.

Los servicios sociales están en este edificio de la plaza de San Bernardo, cerca del palacio municipal.
Los servicios sociales están en este edificio de la plaza de San Bernardo, cerca del palacio municipal.
Rafael Gobantes

El Ayuntamiento de Huesca está buscando un inmueble de alquiler para ubicar en él las oficinas de los Servicios Sociales ante las graves carencias de la sede actual, en la plaza de San Bernardo, donde se han detectado cucarachas y aguas fecales por problemas en las bajantes. Será una solución provisional mientras se encuentra una ubicación definitiva para los 28 trabajadores de este departamento.

El Boletín Oficial de la Provincia publica este jueves el decreto del alcalde, Luis Felipe, aprobando el expediente para la selección, por concurso, de un local en el que se instalen los Servicios de Derechos Sociales Municipales mediante la formalización de un contrato de arrendamiento y el pliego de cláusulas que regirá la contratación. Además, autoriza el gasto para el alquiler. 

El alcalde justifica en el decreto la necesidad de disponer "con celeridad" de un inmueble para trasladar al personal, "atendiendo al estado de las actuales instalaciones". En el expediente consta un informe de necesidades sobre las características requeridas para el servicio y la zona urbana que se estima adecuada para la nueva sede. 

Los servicios sociales están ubicados en un edificio antiguo de la plaza de San Benardo, cerca de palacio municipal. Desde hace años se han observado graves carencias relativas a la accesibilidad o a la falta de privacidad de los usuarios, muchos de ellos personas en situación de exclusión que necesitan ayudas. 

El pasado mes de marzo, el comité de empresa del Ayuntamiento denunció ante la Inspección de Trabajo graves deficiencias en instalaciones municipales, entre ellas la sede de Servicios Sociales. Según los representantes sindicales, las trabajadoras del área tienen que convivir con cucarachas y aguas fecales por problemas en las bajantes. "Cada vez que llueve hay peligro de perder expedientes porque no se sabe ni por dónde cae el agua", indicaban.

A este respecto, aseguraban que un informe del área de Urbanismo ya declaró que ese inmueble no reúne las condiciones para atender a los usuarios por la falta de baños para personas con movilidad reducida, ni para los trabajadores, que sufren "hacinamiento, malos olores y plagas".   

El Ayuntamiento reconoce que el edificio no es el adecuado, entre otras cosas porque falta espacio y presenta problemas estructurales. Sería necesario arreglar las bajantes, resolver la accesibilidad o garantizar la confidencialidad de los usuarios disponiendo de despachos individualizados. Obras de calado que requerirían una importante inversión. Por ello se ha optado por un local de alquiler como solución provisional "mientras se toma una decisión respecto a una sede definitiva", han indicado este jueves fuentes municipales. 

Etiquetas
Comentarios