Despliega el menú
Huesca

Sucesos en Huesca

Desarticulada una banda de tráfico de drogas con 19 puntos de venta en Huesca

La Guardia Civil inició la operación tras detectarse una red de narcotráfico en la zona oriental de la provincia que recibía suministros de Tarragona y Gerona. Se ha detenido a 24 personas y ocho han ingresado en prisión.

Algunos de los efectos intervenidos en los registros

El Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga  (EDOA) de la Guardia Civil de Huesca, dentro de la operación Berenguer, desarrollada en las provincias de Huesca, Tarragona y Gerona ha detenido a 24 personas pertenecientes a una organización delictiva dedicada al tráfico de drogas, principalmente cocaína. 

Se ha detenido a 24 personas, 20 hombres y 4 mujeres, de entre 21 y 54 años. La mayoría son vecinos de la provincia de Huesca. Con esta operación se da por desarticulada la organización criminal, así como 19 puntos de venta de droga en la provincia altoaragonesa, 4 puntos de suministro en las provincias de Tarragona y Gerona y un laboratorio ubicado en la provincia de Tarragona. A los 24 detenidos se les imputan los supuestos delitos de tráfico de drogas, pertenencia a organización criminal y blanqueo de capitales.

La Operación Berenguer se inició tras detectarse en la localidad de Monzón un posible tráfico de drogas, que se estaría llevando a cabo en esa localidad y tendría extensión a toda la parte oriental de la provincia de Huesca. Tras numerosas pesquisas y teniendo como sospechosos a varias personas con antecedentes y sentencias por comisión de delitos por tráfico de drogas se investigaron los diferentes entornos donde se estaría llevando a cabo el delito. 

Tras realizar numerosas investigaciones se determinó en la provincia de Huesca se estaba distribuyendo la droga en pequeñas cantidades a los consumidores de las comarcas del Cinca Medio, Litera, Somontano, Ribagorza y Bajo Cinca. En Tarragona y Gerona se encontraban los puntos de suministro de la organización. Además,  se constató la existencia de un laboratorio en la provincia de Tarragona, donde preparaban la sustancia estupefaciente en grandes cantidades para su suministro posterior a la organización en la provincia de Huesca.

Una vez finalizada la fase de investigación y ubicados completamente los lugares donde se llevaban a cabo las transacciones y venta de las sustancias, los puntos de suministro, así como la estructura de la propia organización criminal, el pasado día 3 de julio se llevaron a cabo 26 entradas y registros, 19 en domicilios, 4 en establecimientos hosteleros y 2 en talleres mecánicos, de la provincia de Huesca, Gerona y Tarragona. Se localizaron diferentes sustancias estupefacientes, gran cantidad de dinero en efectivo proveniente de la actividad ilegal así como otros enseres de los habituales en la manipulación y disposición de las sustancias estupefacientes para su distribución al por menor.

Estupefacientes, ordenadores, carabinas y catanas

En la operación se han intervenido 4.988 gramos de cocaína, 950 de hachís, 129 de cristal, 99 plantas de marihuana, 2 gramos de Speed, 8 basculas de pesaje, 1 prensadora, envasadoras y material susceptible de ser utilizado para la distribución de la droga, 140.800 euros en metálico, 3 ordenadores portátiles, 24 teléfonos móviles, cinco bastones policiales, 1 catana, 1 mangual o rompecabezas de dos bolas, 5 pistolas táser, 3 pistolas de aire comprimido, 4 carabinas, varias armas blancas como puñales, dagas y navajas automáticas y 13 vehículos. 

La organización criminal desarticulada operaba desde hace varios años en la zona oriental de la provincia de Huesca y se encontraba fuertemente asentada. Había conseguido monopolizar la venta de cocaína y contaba con una tupida red de distribución de esta sustancia. Para ello, la organización recibía regularmente suministros desde Tarragona y Gerona, hasta donde se desplazaban distintos miembros de la organización para trasladarla a Monzón. Desde aquí se distribuía a los distintos puntos de la provincia para su venta final a los consumidores. 

Durante los registros, además de las sustancias estupefacientes, se localizó gran cantidad de dinero en metálico, presumiblemente procedente de la actividad ilícita y muestra de la fortaleza de la organización criminal. 

La operación ha sido llevada a cabo por la Unidad Orgánica de Policía Judicial (U.O.P.J.) de Huesca, con la colaboración de las U.O.P.J. de Tarragona y Gerona y ha sido dirigida por el Juzgado de Instrucción nº 1 de Monzón. Para acometer las detenciones y los registros ordenados por el Juzgado Instructor la Guardia Civil realizó un gran despliegue con la participación de diversas Unidades como personal de Seguridad Ciudadana de la Comandancia de la Guardia Civil de Huesca, GRS-3, GRS-4 y GRS-5 de Barcelona, Valencia y Zaragoza, G.A.R. de Logroño, Servicio Cinológico Central de Huesca, Zaragoza, Tarragona, Gerona y Barcelona, Unidad de Seguridad Ciudadana (USECIC) de Huesca, Zaragoza y Teruel, así como el Servicio Aéreo de la Zona de Aragón con base en Huesca. 

Las diligencias junto con 13 de los detenidos fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción nº 1 de Monzón, el cual decretó el ingreso en prisión de ocho de ellos y la puesta en libertad con cargos de los otros cinco. El resto de detenidos fueron puestos en libertad por los agentes actuantes con la obligación de personarse en el Juzgado cuando fueren requeridos.

Etiquetas
Comentarios