Despliega el menú
Aragón

Prisión para un vecino de Monzón tras intervenirle tres kilos de speed y más de mil pastillas de éxtasis

La Guardia Civil ha desmantelado un punto de venta de droga en el municipio.

Imagen de archivo de un coche patrulla de la Guardia Civil.
Imagen de archivo de un coche patrulla de la Guardia Civil.
HA

El Juzgado de Instrucción número 1 de Monzón (Huesca) ha decretado el ingreso en prisión de un vecino de esta localidad, de 34 años, tras detenerle la Guardia Civil como presunto autor de un delito contra la salud pública por tráfico de drogas, al intervenirle tres kilos de speed y más de 1.000 pastillas de éxtasis, además de 950 euros y una báscula de precisión, entre otros efectos.

La detención ha tenido lugar el 6 de junio, cuando agentes de la Guardia Civil han tenido conocimiento de que se podría estar cometiendo un delito de tráfico de drogas en esa localidad, que había creado cierta alarma social.

La Benemérita ha comprobado que había un punto de venta droga en el municipio, tratando de ubicar e identificar a la persona que llevaba a cabo el tráfico de las sustancias estupefacientes.

En la madrugada del 6 de junio, agentes de Seguridad Ciudadana del puesto de Monzón han observado un vehículo, que conducía habitualmente el sospechoso, por lo que le han dado el alto.

Efectos intervenidos

Tras identificar a sus ocupantes, los agentes han realizado un registro superficial del vehículo y del conductor, que se ha mostrado nervioso, localizando en sus enseres personales una bolsita con 35 pastillas de éxtasis y 950 euros en billetes.

Han solicitado apoyo del Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Barbastro y después han registrado la vivienda del conductor, con su autorización, entregando voluntariamente esta persona a los agentes tres paquetes que contenían cada uno un kilo de speed, 1.000 pastillas de éxtasis y utensilios para la manipulación y venta al por menor de los estupefacientes.

En total, entre los efectos intervenidos figuran 3 kilogramos de speed, 1.036 pastillas de éxtasis, 950 euros en billetes fraccionados, una báscula de precisión, cuatro rollos de plástico, una máquina envasadora al vacío y otros objetos utilizados habitualmente para la manipulación de la droga.

Etiquetas
Comentarios