Despliega el menú
Huesca

huesca

El hospital de Barbastro roza el límite de camas uci disponibles

En las dos últimas semanas se han triplicado los ingresos hasta llegar a 23 pacientes, cuatro de ellos en la unidad de cuidados intensivos. Pese a este repunte, desde el centro lanzan un mensaje de tranquilidad. 

Pacientes en la sala de espera de urgencias del Hospital de Barbastro.
Pacientes en la sala de espera de urgencias del Hospital de Barbastro.
heraldo

El hospital de Barbastro ha triplicado en las dos últimas semanas el número de pacientes ingresados por la covid-19, pasado de 8 a 23, en su mayoría jóvenes y procedentes de las comarcas que se encuentran en fase 2 o fase 2 flexibilizada (Cinca Medio, La Litera y Bajo Cinca). 

De ellos, cuatro se encuentran en la unidad de cuidados intensivos, donde ya solo hay dos camas libres que, en principio, se habían reservado para enfermos de otras patologías. Sin embargo, desde el centro lanzan un mensaje de tranquilidad y aseguran que si fuera necesario por el agravamiento de salud de algunos de los enfermos, se habilitarían más camas de uci. Con todo, recalcan que todavía no se plantea ese escenario. 

Los otros 19 ingresados están ocupando una planta entera del hospital aunque el plan de contingencia de la reescalada prevé ir ubicando a los pacientes que ingresen con covid de forma progresiva en otras plantas. Fuentes sanitarias aseguraron este viernes que por ahora han ido absorbiendo los nuevos ingresos sin problema, puesto que han llegado por goteo y no en oleada. No obstante, son prudentes y dejan claro que la situación epidemiológica es cambiante y se irán adaptando en función de su evolución. 

Pese al repunte de las dos últimas semanas, la cifra de ingresados está lejos del mayor pico de la pandemia, cuando se alcanzaron los 50 pacientes

La directora del hospital, la doctora Elena Castellar, justifica estos nuevos ingresos “por el aumento de casos desde hace dos semanas en las comarcas de la zona oriental que están en fase 2”. No obstante,  matiza que “en proporción es bastante menor que en abril cuando con un número similar de pacientes que acudían a atención primaria se ingresaba mucho más. Pero lógicamente tenemos un brote mayor que en otras zonas de Aragón y por estadística los ingresos son superiores con respecto a otros hospitales”.

Entre los nuevos ingresos se encuentran temporeros pero también contagios comunitarios que contrajeron el virus en reuniones familiares y otros casos fruto del “cierto relajamiento de las recomendaciones sanitarias como está ocurriendo en toda España”.

El perfil, como subraya la directora del hospital de Barbastro, ha cambiado. “Ya no se trata de gente mayor como al principio de la pandemia, es más joven y con casos más leves que han venido por goteo y no en avalancha por lo que la situación está controlada”.

Sobre la posible evolución de la pandemia en el hospital, la doctora Castellar considera “difícil” de pronosticar dado que “la situación epidemiológica es cambiante y dinámica". Con todo, deja claro que en el Hospital están "preparados" para cualquier eventualidad. "Pero de momento no se ha dado el caso y no tenemos estrés”, añade. Los medios son suficientes pese a que hay varios facultativos de vacaciones “tras haber pasado situaciones muy duras”.

Etiquetas
Comentarios