Despliega el menú
Huesca

La empresa de Zaidín aplica un ERTE a sus 260 trabajadores, 200 afectados por el brote de covid

Una parte ha dado positivo en las PCR y otra está en cuarentena, al ser contactos estrechos de los primeros.

[[[HA REDACCION]]] zaidin.jpeg
En una empresa de Zaidín se han realizado pruebas PCR a todos los trabajadores.
HERALDO

Unos 200 de los 260 trabajadores de la empresa Frutas La Espesa de Zaidín han resultado afectados por el brote de coronavirus detectado la pasada semana por Salud Pública, lo que ha llevado a sus responsables a aplicar un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE). La firma asegura que no puede reactivar su actividad con solo un 25% de su plantilla (60 trabajadores) y sin contar con la mayoría de sus empleados más cualificados como carretilleros o etiquetadores.

Dentro de los 200 afectados, una parte ha dado positivo en las PCR y otra está en cuarentena, al ser contactos estrechos de los primeros y poder llegar a desarrollar la enfermedad, según fuentes de la empresa. El propietario y gerente de Frutas La Espesa, César Luengo, dice haber optado por un ERTE pensando en sus trabajadores, con el fin de protegerlos y garantizarles un ingreso. "Las empresas son las personas que las componen", ha declarado.

Frutas La Espesa recibió la tarde del pasado jueves el permiso de las autoridades competentes para poder reanudar su actividad, después de que el sábado Salud Pública decretara su cese temporal al ser detectado un importante brote de covid-19. De hecho, el domingo ya se conocía que había ocho positivos y el lunes, 14, en su mayoría asintomáticos y con domicilio en diferentes localidades de las comarcas del Bajo Cinca, Cinca Medio y La Litera. Las tres volvieron el lunes a la fase 2 de la desescalada, con limitación de aforos y con la recomendación de reducir la movilidad.

La cifra de contagiados ha ido creciendo cada día al ritmo de los resultados de las PCR realizadas. Los trabajadores fueron diagnosticados en dos tandas. El sábado se realizaron 40 pruebas en el centro de salud de Fraga y al día siguiente, 178 en las propias instalaciones de la firma.

A partir de allí, con los positivos sobre la mesa, los siguientes en ser sometidos a las PCR fueron sus contactos más inmediatos, padres, abuelos, parejas o hijos. Por ejemplo, Fraga ha llegado a realizar unas 300 esta última semana, con más de un 90% de negativos.

Ahora, según fuentes sanitarias consultadas, lo importante es que todos cumplan con la cuarentena, ya que todavía hay muchos que pueden llegar a desarrollar la enfermedad.

El cese temporal decretado por Salud Pública afectó a la zona de selección y envasado de Frutas La Espesa, donde fueron detectados los primeros positivos. Al parecer, los dos primeros en ser identificados coincidieron casi en el tiempo: un temporero extranjero con residencia en Fraga y un joven nacional con domicilio en Binéfar.

Antes de verse obligados a cerrar, la propia empresa intentó contener los contagios parando dos de sus seis calibradoras. A lo largo de los últimos días, han podido continuar recogiendo fruta, que han almacenado en sus cámaras frigoríficas y, además, han podido cumplir con los últimos envíos pendientes sacando el producto que ya tenían envasado.

No obstante, se han quedado ya sin posibilidad de maniobra, con las cámaras casi llenas y sin trabajadores para seleccionar y envasar la fruta recibida. De esta firma dependen unas 1.200 personas entre trabajadores directos e indirectos. La empresa ha recibido decenas de mensajes de apoyo, que han hecho extensivos a sus trabajadores, a los que han agradecido personalmente su "preocupación y aplomo".

Etiquetas
Comentarios