Despliega el menú
Huesca

Huesca

Cierra la Oficina de Lengua Aragonesa en Huesca tras 4 años de trabajo y polémica

La OLA se creó en 2016 para «fomentar la normalización, el uso y la presencia del aragonés en todos los ámbitos de la vida social y cultural de la ciudad». Fue una cesión del PSOE a Aragón Sí Puede. 

Los carteles en aragonés se retiraron el 1 de octubre de 2019, al día siguiente de salir aprobada la moción del PP
Los carteles en aragonés se retiraron el 1 de octubre de 2019, al día siguiente de salir aprobada la moción del PP
Heraldo.es

La Oficina de Lengua Aragonesa (OLA) de Huesca ha cerrado sus puertas de cuatro años de trabajo para "fomentar la normalización, el uso y la presencia del aragonés en todos los ámbitos de la vida social y cultural de la ciudad", según constaba en la presentación de esta área en la página web del Ayuntamiento oscense. Tal y como esta previsto, el servicio ha dejado de prestarse este 30 de mayo. El los presupuestos de 2020 no había partida para prorrogar el contrato porque "hay otras prioridades", según justificaron en febrero desde el gobierno municipal socialista. Solo el grupo Con Huesca Podemos Equo se mostró en contra. 

La OLA fue moneda de cambio en el anterior mandato para que el PSOE pudiera contar con el apoyo de Aragón Sí Puede en la investidura de Luis Felipe como alcalde y en la gobernabilidad de la corporación. A ambas formación se unió Cambiar Huesca para formar un tripartito que en agosto de 2018 saltó por los aires con el cese de los cuatro ediles de este último grupo. La defensa y el fomento de esta lengua tuvo enfrente al PP y a Ciudadanos. Los populares fueron especialmente críticos con la colocación de los carteles que daban la bienvenida a Huesca en español y aragonés en las entradas de la ciudad. 

En el actual mandato, la OLA ha jugado el mismo papel. El PSOE, que gobierna en minoría, necesitaba apoyos o abstenciones para sacar adelante el presupuesto de 2020. Una de las demandas deVox, que se abstuvo en la votación plenaria, era la desaparición de esta oficina. Tres meses antes y  a partir de una moción del PP que fue secundada por Cs y Vox, ya se habían retirado los carteles en aragonés.    

Sin letreros y sin Oficina de Lengua Aragonesa, del intento de fomentar una lengua que, según consta en la web municipal, "forma parte de nuestro patrimonio cultural y nuestra historia lengua", solo quedan los carteles de Ubierto y Zarrau que varios establecimientos comerciales y hosteleros mantienen colgados en sus puertas.   

El servicio de servicio de asesoramiento para la promoción del aragonés en la ciudad costaba al año 21.000 euros y el tenía un presupuesto de 5.000 euros para publicidad y cartelería y 2.000 para la convocatoria de un premio, el Pedro Lafuente.

La coordinadora de Chunta Aragonesista en Huesca, Sonia Alastruye ha manifestado este lunes que "el cierre desde hoy de la OLA pone de manifiesto el desprecio a nuestra lengua privativa y a nuestra cultura". En su opinión, el Ayuntamiento de Huesca debería de hacer propio un servicio que hasta el momento se ha prestado a través de un contrato de asesoramiento, que se podía haber prorrogado por dos años más. 

 

   

Etiquetas
Comentarios