Despliega el menú
Huesca

Hoya de huesca 

El obispado defiende la propiedad de la ermita de Casbas de Ayerbe  

Ante la campaña de recogida de firmas contra la demanda judicial presentada desde la Diócesis de Huesca, lamenta una actitud que "puede enfrentar" a vecinos y devotos que saben que el santuario es de la parroquia.

Misa en la Ermita de Casbas de Ayerbe /Foto Rafael Gobantes / 4-6-17 [[[FOTOGRAFOS]]] [[[HA ARCHIVO]]]
Misa en la ermita de la Virgen de Casbas de Ayerbe.
Rafael Gobantes

El obispado de Huesca ha salido al paso de la campaña iniciada por un grupo de personas para recoger firmas contra la inmatriculación de la ermita de la Virgen de Casbas de Ayerbe y la demanda judicial interpuesta para demostrar que esta es propiedad de la iglesia y no del Ayuntamiento. A través de un comunicado, lamenta la actitud que puede enfrentar a vecinos y a muchos devotos que saben que el santuario siempre ha pertenecido a la Parroquia y que su destino es religioso. Este enclave está considerado como la ‘Capilla Sixtina’ del Alto Aragón por las valiosas pinturas murales del siglo XVIII que decoran su interior.

Desde el obispado apuntan que la pertenencia de la ermita a la parroquia es un "hecho que consta en documentos e incluso en libros municipales" y que el objetivo de la Diócesis es que este templo "continúe ofreciendo el fin religioso que ha tenido, tiene y debe tener". La parroquia y el obispado ofrecen "dar cuenta a quien tenga alguna duda tanto de la demanda como de la fundada y documentada oposición a la reciente petición del Ayuntamiento de Ayerbe de hacer suyo el santuario". 

Asimismo, indican que "agradecen las ayudas recibidas, especialmente del mayor valedor (la Diputación General de Aragón) en las obras de consolidación de la ermita y de acuerdo con las normas y convenios de defensa del patrimonio cultural aragonés". En este sentido, desde el obispado hacen notar que el Gobierno aragonés "jamás ha pretendido tener derecho de dominio sobre el santuario por las importantes aportaciones realizadas en la conservación de un patrimonio aragonés de interés religioso, histórico y turístico". 

La parroquia y el obispado desean mantener las "cordiales relaciones" que siempre han tenido con el Ayuntamiento, al cual, en su momento, "se le han concedido los permisos solicitados para realizar actividades compatibles y respetuosas con el destino del santuario". Asimismo, se confía en que "no prosiga en enfrentamiento" y se ponen a disposición de quien esté interesado en esta cuestión "para dar a conocer los escritos presentados por la parroquia y los muchos documentos y pruebas en los que se apoya" para solicitar esta inmatriculación".

Etiquetas
Comentarios