Despliega el menú
Huesca

Patrimonio 

Recogida de firmas contra la demanda del obispado de Huesca por la propiedad de la ermita de Casbas     

La diócesis presentó una demanda judicial contra Ayerbe para reclamar como suyo este santuario, conocido como la ‘Capilla Sixtina’ del Alto Aragón por sus valiosas pinturas murales del siglo XVIII.

Misa en la Ermita de Casbas de Ayerbe /Foto Rafael Gobantes / 4-6-17 [[[FOTOGRAFOS]]] [[[HA ARCHIVO]]]
Fotografía de archivo de una misa celebrada en la ermita de Casbas.
Rafael Gobantes

Un grupo de amigos ha iniciado una recogida de firmas a través de la plataforma change.org y distintas redes sociales para mostrar su rechazo a la pretensión del obispado de Huesca de registrar a su nombre (inmatricular) el santuario de Nuestra Señora de Casbas, en el término municipal de Ayerbe y famoso por sus valiosas pinturas murales del siglo XVIII, tanto que se le conoce como la ‘Capilla Sixtina’ del Alto Aragón. 

En febrero de este año, la diócesis de Huesca presentó  una demanda judicial contra Ayerbe por esta ermita, que considera que le pertenece. El conflicto llegó a los tribunales tras un año de conversaciones sin llegar a un acuerdo sobre la propiedad.  El Ayuntamiento argumenta que el santuario está  inscrito en el inventario municipal desde 1977 y que en el Catastro también figura su nombre

Además, el alcalde, Antonio Biescas, esgrime que en los últimos 30 años se ha destinado "mucho dinero público" para la restauración del templo. "Si algo no es tuyo, no puedes invertir en él", recalcó. Al coste de las obras de restauración se suman otros gastos que tradicionalmente han asumido las arcas municipales como la electricidad, la traída de agua o el saneamiento. 

Denuncian que la llamada Capilla Sixtina del Alto Aragón estuvo cinco años cerrada al peligrar su estructura, pero pudo reabrirse en el año 2017 tras unas obras de restauración que costaron más de 150.000 euros y que fueron financiadas por el Gobierno de Aragón, la Diputación Provincial de Huesca y el Ayuntamiento de Ayerbe. Además, a finales de los años 90 del pasado siglo XX y por iniciativa de la corporación ayerbense se restauró la mayor parte de las pinturas murales y del retablo del santuario, también con  subvenciones de la Administración autonómica concedidas al consistorio. Esta rehabilitación se inauguró en el año 1998.

Los promotores de la recogida de firmas señalan que el santuario "fue erigido con la voluntad, el esfuerzo, el trabajo y el dinero de nuestros antepasados, para orgullo y faro de nuestra comarca". Según explican, "fueron los pueblos de Ayerbe, Biscarrués, Losanglis, Fontellas y Piedramorrera, sus autoridades y sus gentes quienes, durante siglos, han mantenido viva la celebración y el santuario en pie, no la Iglesia". "Han sido los sucesivos ayuntamientos de Ayerbe los que han sufragado todos los gastos corrientes", añaden.

Asimismo, añaden que esperan la decisión de los tribunales sobre este litigio, "pues es donde debe administrarse la Justicia". "Y deseamos que dictaminen a favor de Ayerbe y su Ayuntamiento, si las leyes y el Derecho que rigen para todos así lo estiman oportuno", apostillan. No obstante, consideran que sea cual sea la resolución sobre la propiedad, no es obstáculo para "decirle al obispado de Huesca que no estamos de acuerdo con sus pretensiones y con su falta de actuación en el santuario en los últimos años porque se desentendió de  una de las joyas que hay en su diócesis hasta que estuvo puesta a salvo del derrumbe y restauradas sus pinturas". 

Etiquetas
Comentarios