Despliega el menú
Huesca

Huesca

Los ganaderos denuncian que los ataques a las ovejas en el Pirineo y los Monegros "agravan la crisis del sector"

La Plataforma contra la presencia del lobo y oso en Aragón reclama al consejero Joaquín Olona que "tome cartas en el asunto antes de que sea tarde". 

Una de las 21 ovejas muertas en su supuesto ataque del lobo en Tardienta este jueves.
Una de las 21 ovejas muertas en su supuesto ataque del lobo en Tardienta este jueves.
Heraldo.es

La Plataforma contra la presencia del lobo y oso en Aragón ha hecho pública su preocupación por los ataques a la ganadería extensiva cometidos en los últimos días por los grandes depredadores, el lobo en los Monegros y los osos en el Pirineo. Los ganaderos integrados en este colectivo denuncian que esta situación agrava los problemas del sector, que debido a la caída del consumo por la crisis sanitaria está sufriendo una bajada de los precios entre el 30% y 40%. A través de un comunicado, se dirigen al máximo responsable del departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, Joaquín Olona, para pedirle que "tome cartas en el asunto antes de que sea tarde, a no ser que quiera pasar a la historia como el consejero que firmó el fin de la ganadería extensiva".

En el caso de los los Monegros, donde se atribuye al lobo la muerte de 21 ovejas ocurrida este jueves en Tardienta, la Plataforma señala que la administración debe explicar por qué ha estado casi seis meses sin atacar, de qué se ha alimentado durante este tiempo y si ha sido el mismo animal el que ha atacado en todas las ocasiones. Los ganaderos preguntan también si se tenía constancia, aunque no se habían producido incursiones, de la presencia del lobo en este territorio. Por último, plantean si el Gobierno de Aragón "piensa tomar cartas en el asunto". 

Según recoge el comunicado emitido por la Plataforma, "la administración atribuye el 50 %  de estas acciones a los perros, que nunca aparecen". Asimismo, plantea que "la gran mayoría de ataques al ganado ocurren en la zona de influencia del lobo".  Los ganaderos piden al consejero que "mueva ficha". "A su departamento le toca decidir si quieren un animal sanguinario suelto o una ganadería que crea empleo, ayudando a mantener vivos nuestros pueblos y es el mejor remedio para mantener limpios nuestros montes, evitando incendios". Insisten que hay elegir " una cosa u otra" porque mantener las dos "es imposible".

En relación a los ataques del oso en las zona pirenaicas de Sobrarbe y Ribagorza, la Plataforma critica que las "buenas palabras" del consejero sobre la retirada del plantígrado "se quedan en intenciones". "La realidad es que los osos están poniendo en jaque a la ganadería del Pirineo y, si no se pone remedio más temprano que tarde, van a comenzar a cerrar explotaciones ganaderas". 

Según los datos de los cuales disponen estos ganaderos, el oso Goiat entró en el Valle de Gistain desde Francia el 4 o 5 de abril. "Dese entonces y en varios ataques ha matado entre 15 y 20 animales y, a este paso, un solo oso es capaz de acabar con la ganadería de un territorio". Además, manifiestan que "no  es que los rebaños estén desprotegidos porque ha habido ataques en las afueras de los pueblos, en cercados, incluso en pajares donde  todavía se puede ver las señales de las garras en algunas puertas". 

Etiquetas
Comentarios