Despliega el menú
Huesca

Denuncian al matadero Litera Meat en el juzgado por los contagios

Los sindicatos critican las condiciones laborales en el matadero de Binéfar y la falta de medidas sanitarias frente al Covid-19. La Inspección Laboral hizo tres requerimientos a la empresa. 

Test de coranovirus en Litera Meat en Binefar / 25-04-2020 / Foto Rafael Gobantes [[[FOTOGRAFOS]]]
Las carpas donde se realizaban los test.
Rafael Gobantes

Las condiciones de trabajo en el matadero de la empresa Litera Meat, uno de los focos de contagio de coronavirus detectados en Binéfar, con más de 200 trabajadores positivos, han sido denunciadas este lunes ante el Juzgado de Monzón y la Fiscalía de Huesca. La acción judicial la ha promovido el sindicato CNT, por las posibles lesiones sufridas por las personas con Covid, tanto trabajadores infectados en las instalaciones del matadero como sus familias, una denuncia apoyada en imágenes recogidas a partir de la entrada en vigor del decreto del estado de alarma el 14 de marzo 

Al mismo tiempo, UGT y CC. OO. han presentado en las últimas horas una denuncia ante la Inspección de Trabajo por los mismos hechos. La Delegación del Gobierno en Aragón ha confirmado la intervención de ese organismo, una vez cursada la denuncia de  los representantes de los trabajadores. De hecho, ya había remitido tres requerimientos a la dirección para que mejorase las condiciones laborales en cuanto al distanciamiento. Por su parte, la empresa no ha querido de momento ofrecer su versión y se remite a un comunicado en los próximos días. 

Las denuncias, tanto las presentadas este lunes como las formuladas anteriormente, hacen referencia al incumplimiento del mínimo de 2 metros de distancia entre los empleados, tanto en el puesto de trabajo, por ejemplo en los comedores o vestuarios, como en el transporte en autobuses; al uso compartido de las herramientas y equipos; o a las condiciones en el traslado en la flota de autobuses. Según la primera, del 24 de marzo, en esa fecha tampoco se habían desactivado los tornos de acceso y fichaje ni reducido el ritmo de trabajo para posibilidad ese distanciamiento, e incluso se producían aglomeraciones en el control de temperatura. 

En Litera Meat se realizaron el pasado sábado más de 700 test rápidos, con un porcentaje de positivos del 24%. Pero antes ya se hicieron test. Los sindicatos calculan en 250 el número de trabajadores contagiados. Las imágenes de las aglomeraciones provocaron indignación y hasta el presidente del Gobierno de Aragón reconoció fallos en el dispositivo sanitario. 

Pero las denuncias sindicales tienen que ver con lo ocurrido antes de esa fecha, con las condiciones laborales vividas en las últimas semanas. La de CNT ante el juzgado de Monzón, es por "si los hechos acaecidos en la Litera Meat (con un millar de trabajadores) pudieran constituir un delito contra la seguridad de los trabajadores", tipificado en los artículos 316 y 317 del Código Penal, en posible concurso con un delito de lesiones, por los contagios de Covid-19 en las instalaciones del matadero, de trabajadores y de sus familias.

En un comunicado de prensa, CNT aclara que este tipo de delitos tratan de proteger el derecho a la integridad física de las personas trabajadoras y el deber de los poderes público de velar por su seguridad. "La conducta tipificada en el Código Penal consiste en no facilitar los medios necesarios para que los trabajadores desempeñen su actividad con las medidas de seguridad e higiene adecuadas y que de ello derive en un peligro grave para la vida, la salud o la integridad física de los personas trabajadoras".

El sindicato asegura que ha aportado imágenes, como algunas fotografías y vídeos para fundamentar su denuncia. En una de ellas se puede ver el comedor del matadero abarrotado de empleados, sin guardar las distancias de seguridad. También han puesto los hechos en conocimiento de la Fiscalía de Huesca. CNT baraja asimismo la posibilidad de formalizar denuncia ante Inspección de Trabajo y Seguridad Social y ante Salud Pública.

De hecho, la Inspección de Trabajo ya "va a actuar", ha confirmado la Delegación de Gobierno en Aragón, tras recibir también una denuncia de Comisiones Obreras y UGT. Según el primer sindicato, el 24 de marzo ya se puso una denuncia por la falta de medidas sanitarias frente al Covid-19. "Ha habido tres requerimento por parte de Inspección a la empresa para que fuera modificando esas medidas", asegura Ana Sánchez, secretaria general de Industria de Comisiones Obreras en Aragón.

Ante la alarma por la proliferación de casos, se produjo la intervención de las autoridades sanitarias. "No estamos hablando solo de la salud de los trabajadores sino de la salud pública", aclara esta responsable sindical, que asegura seguir "muy preocupada". Primero porque el 45% de los trabajadores residen en localidades catalanas, lo que ha podido expandir el foco y luego porque "pese a los tres requerimiento de la Inspección, no se han desinfectado las instalaciones". Según Ana Sánchez, la empresa lo anunció a los trabajadores "pero hoy no se ha producido". 

Por las características de la mano de obra, con muchos inmigrantes, "no solo debe tenerse en cuenta lo que pasa en la empresa sino también en sus viviendas, que suelen compartir con alguna familia más", donde las condiciones de confinamiento no son las adecuadas.     

El responsable de Acción Sindical y Salud Laboral de UGT Aragón, José de las Morenas, cree que debe investigarse si se respetaron las medidas de seguridad, entre ellas la distancia en los comedores o en las entradas y salidas del centro de trabajo, ya que esto ha podido tener una incidencia en el elevado número de contagios. "En aquellos puestos donde no se puede guardar una distancia de 1,5 o 2 metros, la empresa debe garantizar equipos de protección", ha declarado. 

La Federación de Industria está preparando un documento para establecer un protocolo básico de prevención para todos los mataderos. El incumplimiento de las medidas de seguridad, ha añadido De las Morenas, no solo es un problema para los trabajadores. A su juicio, "puede ser un foco de contagio", con la circunstancia añadida de la extensión a la población de Binéfar y la dispersión por otros territorios, ya que muchos de los trabajadores viven en localidades vecinas.    

También se van a hacer test masivos a los trabajadores del otro matadero de Binéfar, Fribín. Aunque inicialmente se anunció que sería en el espacio municipal de La Algodonera, que ya sirvió para realizar las primeras pruebas hace una semana, finalmente será en la empresa. Sanidad calcula que alrededor de 400 test. 

Etiquetas
Comentarios