Despliega el menú
Huesca

Las brigadas de incendios, confinadas en casa, piden ser movilizadas para ayudar

Los trabajadores de Sarga quieren que se les permita trabajar, e incluso hubo amagos de coger por iniciativa propia los medios de incendios para ayudar a sus vecinos. 

Incendio de Castanesa /Foto Rafael Gobantes / 10-3-12 [[[HA ARCHIVO]]]
Trabajadores forestales en un incendio.
Rafael Gobantes

Unos 800 trabajadores del Operativo de Incendios de Aragón, contratados por la empresa pública Sarga, están en este momento de brazos cruzados en sus casas por las medidas de aislamiento decretadas por el coronavirus. Sin embargo, ellos creen que pueden ser útiles y quieren salir a la calle a ayudar, haciendo labores de desinfección como la UME o repartiendo alimentos o medicamentos a los abuelos. 

Su petición cuenta con el respaldo de ayuntamientos y comarcas, que están "desesperados y reclaman nuestra ayuda porque en estos momentos están encomendando tareas a voluntarios". Según la presidenta del comité de Huesca de Sarga, Teresa Lapuente, "en la Comarca de Sobrarbe se está enviando a los monitores deportivos a llevar medicamentos a las casas de los ancianos mientras a nosotros nos obligan a estar parados".   

El sindicato UGT ya advirtió el martes que no se está valorando "suficientemente", por parte del Gobierno de Aragón y de Sarga, sus posibilidades de colaborar en la zona rural contra la pandemia, sobre todo teniendo en cuenta que el operativo está desplegado por toda la Comunidad autónoma. "Actuaciones como prevención y desinfección de pueblos y zonas rurales, transporte de equipos sanitarios y de materiales de primera necesidad como alimentos o medicamentos, etc… son algunos de los trabajos que puede ofrecer Sarga", señalaron los representantes de los trabajadores. 

Este miércoles se ha sumado a esa petición el comité de empresa de Huesca, que insiste en la movilización de los trabajadores del Operativo de Incendios y de los Espacios Naturales en labores de desinfección "y cualquier otra acción que pueda ayudar a aliviar el impacto del coronavirus en la población". Y es que, como explica Teresa Lapuente, "prácticamente en todos los pueblos de Aragón hay algún trabajador de Sarga". 

"Aunque sean muy importantes las labores de prevención de incendios, a día de hoy las normas sanitarias de prevención han hecho que la mitad de las cuadrillas se hayan quedado sin vehículos al tener que ir dos trabajadores", comenta la presidenta del comité, quien critica la falta de iniciativa en un momento de tanta urgencia social. 

"El enfado de algunos trabajadores viendo como pasaban los días sin ser movilizados era tal que incluso hubo que pararlos al amenazar con coger por iniciativa propia los medios de incendios para ayudar a sus vecinos", afirma el comunicado, que pide al Gobierno de Aragón que tome cartas en el asunto y acabe de movilizar con urgencia a este colectivo, en consonancia con la solicitud de ayuntamientos, comarcas y demás órganos de representación en las zonas rurales. "De momento, parece que hoy día 25 comenzarán a realizar labores de desinfección algunas autobombas del operativo de incendios", anuncia.

Respecto a los trabajadores de Sarga en los espacios naturales, de momento están trabajando, aunque bajo servicios mínimos, "con la normalidad que ahora mismo se puede". Se limitan a labores de vigilancia, no hacen trabajos de mantenimiento. Teresa Lapuente no entiende que mientras a las brigadas de incendios, que son un servicio de emergencia, se les obliga a estar en casa, este otro colectivo siga saliendo. En el caso de los empleados del Parque Nacional de Ordesa, la dirección ha decidido que permanezcan en sus casas.   

Etiquetas
Comentarios