Despliega el menú
Huesca

huesca

El teletrabajo se dispara hasta el 75% entre los empleados municipales y comarcales

Un 35% de la plantilla del Ayuntamiento de Huesca trabaja a distancia o tiene permiso retribuido. Sariñena es la excepción ya que sus 60 trabajadores van a sus puestos pero centrándose en labores sociales.

En el Ayuntamiento de Huesca, solo trabaja presencialmente un tercio del personal de oficinas.
En el Ayuntamiento de Huesca, solo trabaja presencialmente un tercio del personal de oficinas.
Rafael Gobantes

El Gobierno alentó el teletrabajo para frenar la expansión del coronavirus y las administraciones lo están intentando facilitar al máximo a los empleados públicos. En el Alto Aragón, este porcentaje llega hasta el 75% entre las plantillas de los ayuntamientos principales y de las comarcas, que superan los 2.000 trabajadores. Las sedes han cerrado al público pero siguen atendido por vía telefónica y por ‘email’.

En el Ayuntamiento de Huesca, más de la mitad de los casi 500 empleados sigue trabajando presencialmente: un tercio del personal técnico y administrativo y los servicios esenciales (Policía Local, bomberos y brigadas). Para otro 15% se han facilitado medios para poder hacerlo desde sus domicilios "y evitar así que la administración se paralice", y el 20% restante tiene permiso retribuido por conciliación. Además, ha movilizado a los policías que estaban en segunda actividad.

También en la capital, la Diputación Provincial de Huesca ha fijado unos servicios mínimos presenciales del 10% de sus 215 trabajadores, aquellos que tienen "funciones de carácter esencial" al ser jefes de servicio.

En la Comarca de la Hoya, los 45 empleados de oficinas trabajan desde casa y solo están presenciales los 36 que suman entre ayuda a domicilio (27), trabajadores sociales (6) y protección civil (3) para casos más urgentes.

En el resto de la provincia, un 75% de los 260 empleados del Ayuntamiento de Monzón se encuentran en sus puestos y el otro 25%, teletrabajando. Además, se ha enviado a casa a personas con riesgo o por cuidado de familiares. Las brigadas entra en dos turnos (7.00 y 7.30) para evitar contactos y se ha reforzado también la plantilla de la residencia Riosol tirando de la bolsa para dar respiro al personal del centro.

En Barbastro, por su parte, se han establecido 7 grupos de trabajo de 3 personas para atender el día a día (un técnico, un administrativo y una persona en centralita), Además, hay un empleado por servicio y otro de guardia. El resto de personal técnico y administrativo trabaja desde casa.

En Fraga, el porcentaje de teletrabajo más alto

Entre un 15 y un 20% de los 200 empleados de Fraga mantienen sus funciones en su puesto habitual, básicamente Policía Local, limpieza y brigadas (turnos de tres personas). Otro 75% realizan teletrabajo y un 5% no pueden llevar a cabo sus funciones (monitores deportivos o conserjes).

Mientras, en la Comarca del Bajo Cinca, 79 de los 130 empleados siguen prestando servicio con normalidad, es decir, un 60%: recogida de residuos (18), ayuda a domicilio (36), protección civil (16), personal de oficina (4) y trabajadores de Servicios Sociales (5). El otro 40% trabajan a distancia o directamente, de no ser posible, esperan en sus domicilios al cese de la actual situación.

En Jaca, unos 30 empleados ya están habilitados para hacer teletrabajo y hoy se espera que pueda haber otra decena más. En cada servicio hay una persona de forma presencial y van rotando.

La Jacetania, con 70 trabajadores, tienen al 100% el Servicio Social de Base y la recogida de residuos, y en administración la mitad están presenciales y la otra trabaja desde sus domicilios.

En Sabiñánigo, con 160 empleados, siguen atendiendo los servicios presencialmente con el personal "imprescindible" y el resto lo hace a distancia. También están operativas las brigadas de limpieza y el matadero para asegurar el suministro de carne,

En el Alto Gállego, solo hay en oficinas 8 de las 23 personas habituales (dos por la tarde), el resto hacen teletrabajo. También están en sus puestos 3 bomberos de guardia, 1 de brigadas y 4 del Servicio Social que rotan.

En Binéfar, la plantilla en oficinas y brigadas se ha reducido por servicios mínimos a un tercio y la Policía Local está al completo. Y en la Comarca de La Litera hoy comunicarán la reorganización a sus cerca de 100 trabajadores.

Sariñena es casi un excepción ya que sus 60 empleados (incluyendo el personal de la residencia) siguen en activo en turnos rotativos de cinco horas. En las oficinas, los 12 trabajadores cubren el horario de 9.00 a 14.00 y de 15.00 a 20.00 y atienden cada día peticiones telefónicas de personas que precisan ayuda para realizar la compra o adquirir medicamentos, y llaman uno a uno a los vecinos de más edad.

Los Monegros tiene 183 trabajadores y la mitad (98) siguen prestando servicios como la ayuda a domicilio o la recogida de residuos. Un total de 26 están en oficina en turnos rotativos y de teletrabajo. El resto están en sus domicilios adaptando su labor a las circunstancias excepcionales.

En Graus, se mantienen 4 de los 12 empleados de oficinas y el resto realizan las tareas de forma telemática, al igual que 6 de las 9 trabajadoras de la guardería. Además, están al completo la brigada municipal (6), Deportes (3) y la residencia de mayores (40).

La Ribagorza, por su parte, cuenta con 121 trabajadores y un 82% (100) siguen yendo a sus puestos habituales, aunque 15 de ellos están aislados para garantizar la atención en emergencias (bomberos y ayuda a domicilio). Otros 13 hacen teletrabajo y los 21 restantes se encuentran de baja y permisos o vacaciones.

Por último, en Aínsa, de los 50 empleados públicos, un 40% continúan trabajando de forma presencial, otro 40% lo hacen a distancia y un 20% se han cogido permisos y vacaciones. 

Etiquetas
Comentarios