Despliega el menú
Huesca

huesca

La Guardia Civil desarticula desde Huesca una red nacional de estafas telefónicas

La operación se ha saldado con ocho detenidos, todos ellos de Madrid, que obtenían los datos bancarios de las víctimas haciéndose pasar por operadores de compañías telefónicas. La estafa supera los 60.000 euros.

La operación ha sido dirigida por el Equipo de Delitos Tecnológicos de la Guardia Civil de Huesca.
La operación ha sido dirigida por el Equipo de Delitos Tecnológicos de la Guardia Civil de Huesca.
Guardia Civil

Agentes del Equipo de Delitos Tecnológicos (Edite) de la Guardia Civil de Huesca ha desarticulado una red de estafas telefónicas a nivel nacional. Los ocho detenidos, todos ellos vecinos de Madrid, obtenían los datos bancarios de las víctimas simulando ser operadores de compañías telefónicas. El volumen de fraude supera los 60.000 euros.

La operación Movibol se inició tras recibirse en la Guardia Civil de Huesca dos denuncias sobre sendas estafas. Ambas víctimas manifestaron que habían recibido llamadas telefónicas en las que una persona se identificaba como comercial de una conocida compañía de telefonía y les ofrecía unas condiciones de contrato telefónico inmejorables a las que acompañaban con el regalo de un terminal, del cual supuestamente solo debían abonar los costes de envío.

A lo largo de la conversación conseguían ganarse la confianza de sus víctimas, momento que aprovechaban para pedirle sus datos personales y bancarios. Estas técnicas son conocidas como 'phishing telefónico', que junto con las habilidades sociales de los estafadores para sonsacar toda la información posible, conseguían engañar a las víctimas.

Una vez obtenidos datos bancarios y personales de los estafados, el grupo criminal los utilizaba para dar de alta aplicaciones de envío de dinero entre particulares de forma telemática, con la finalidad de extraer de la cuenta bancaria de la víctima el máximo dinero posible, y enviándolo a otras cuentas bancarias intermedias, para sacar finalmente sacar el dinero en efectivo.

El grupo criminal utilizaba a personas residentes en España con grandes necesidades económicas y sociales, aprovechando que tuvieran una cuenta bancaria para la realización de la transferencia intermedia, a modo de 'mulas'. Estas eran captadas por otro miembro del grupo criminal residente en España pero la mayor parte del dinero acababa en Perú.

Tras una laboriosa investigación, en la que se tuvieron que recopilar gran cantidad de datos y realizar laboriosas gestiones, los agentes del Edite de la Guardia Civil de Huesca lograron poner al descubierto la estafa de más de 60.000 euros e identificar a los supuestos autores de la organización criminal en España.

Por estos hechos, se desplazaron a la provincia de Madrid y procedieron a la detención ocho personas, cinco mujeres y tres hombres de entre 20 y 40 años, como supuestos autores de cuatro delitos de estafa. Las diligencias instruidas fueron remitidas al Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción nº 1 de Boltaña, que decretó su puesta en libertad con cargos.

Consejos para evitar este tipo de estafas

Desde la Guardia Civil de Huesca han aprovechado para ofrecer varios consejos para evitar ser víctimas de este tipo de delitos: no facilitar datos bancarios o personales por vía telefónica si no tiene la seguridad de estar hablando con una empresa de confianza; si tiene dudas, intente que el pago del producto contratado pueda hacerse contra reembolso y nunca por domiciliación bancaria; desconfíe de ofertas que en un primer momento parezcan demasiado baratas y sobre todo cuando ofrezcan de regalo objetos de gran valor; y en caso de que crea haber sido estafado, no dude en ponerse en contacto con la Guardia Civil a la mayor brevedad posible.

Etiquetas
Comentarios