Despliega el menú
Huesca

Tecnología 

A cinco grados bajo cero, una máquina sirve café caliente en la pradera de Ordesa

La Fundación del Hidrógeno y la empresa Eboca de Huesca desarrollan una cafetera que funciona sin conexión a la red eléctrica. 

La máquina de café que funciona con hidrógeno se presentó en la explanada de Eboca.
La máquina de café que funciona con hidrógeno se presentó en la explanada de Eboca.
Rafael Gobantes

Diciembre. Pradera de Ordesa. A cinco grados bajo cero, sin red eléctrica y tomando un café recién hecho. Así se hizo la prueba del nueve de la máquina expendedora que funciona exclusivamente con hidrógeno y que han desarrollado la Fundación para el Desarrollo de Nuevas Tecnologías del Hidrógeno en Aragón y la empresa Eboca de Huesca. Lo de Ordesa fue una prueba para demostrar que se puede contribuir a frenar el cambio climático mediante el uso de métodos energéticos alternativos.  La cafetera se ha presentado este martes en el Parque Tecnológico Walqa. 

Raúl Benito, presidente de Eboca, ha recordado que su empresa está orientada hacia la sostenibilidad y así lo demuestra con el tipo de energía que consume (renovable y de producción propia), y la apuesta por el café de origen ecológico, que se tuesta en las instalaciones ubicadas muy cerca de Huesca y de la Fundación del Hidrógeno, situada en Walqa. Ambas coincidieron patrocinadoras en el Centenario del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido "y eso nos llevó a buscar alguna manera de trabajar juntos", ha comentado. Nació así el proyecto de crear una máquina alimentada por hidrógeno verde  para acercar esta tecnología a algo tan cotidiano para todo el mundo como es tomarse un café.

La prueba de este martes,  con la máquina colocada en la explanada de Eboca, ha demostrado "que se puede hacer". "Este proyecto cumple con la función de divulgar la tecnología del Hidrógeno y "ofrece la posibilidad de poder servir una café, unas bebidas o unos bocadillos en cualquier sitio donde no llegue electricidad", ha señalado Benito. 

El director gerente de la Fundación del Hidrógeno, Fernando Palacín,  ha explicado que la  máquina de café funciona con un grupo electrógeno que produce electricidad pero que en lugar de utilizar gasóleo usa una pila combustible. Esta emplea hidrógeno y el oxígeno del aire para combinarlo químicamente y producir agua, que a su vez genera electricidad y calor adecuándose a las necesidades energéticas que tiene la máquina de café de Eboca. 

El vicepresidente del Gobierno de Aragón y presidente de la Fundación del Hidrógeno, Arturo Aliaga, ha estado en la presentación de la máquina de café. Ha destacado que "es un proyecto real y un modelo a exportar" y ha insistido en la apuesta que hizo hace 15  años por la Fundación, cuyos proyectos "han cuajado a nivel nacional e internacional". Asimismo, ha resaltado que Eboca, una empresa oscense, ha demostrado que es posible suministrar energía renovable para usos cotidianos. 

Aliaga ha destacado la labor de esta empresa de vending y ha señalado que "no hace falta ser una gran multinacional para apostar por proyectos sostenibles y sociales". Tras probar el café que ha dispensado la máquina ha asegurado que "pronto nos encontraremos con muchas máquinas impulsadas de esta manera".  

Etiquetas
Comentarios