Huesca
Suscríbete

huesca

El cambio de tiempo mantiene bloqueadas a 20.000 grullas en la alberca de Alboré de camino a Escadinavia

Más de 400 personas han participado este fin de semana en el maratón de observación. Las jornadas medioambientales continuarán todo el mes de marzo.

La alberca de Alboré, en Montmesa, a poco más de 20 kilómetros de Huesca, ha cerrado este fin de semana un intenso maratón de observación de grullas en una de las paradas que hacen en su viaje desde Extremadura a los países escandinavos. Los aficionados han podido disfrutar de la salida de unos 2.000 o 3.000 ejemplares cada día, aunque el verdadero espectáculo esta vez estaba en la propia alberca ya que el cambio de tiempo ha mantenido ‘bloqueadas’ a unas 20.000 grullas, que esperan una mejora meteorológica para reemprender ruta.

Este maratón ha sido la actividad estrella de las jornadas medioambientales organizadas por el centro de interpretación de Alboré. Su técnico y educador ambiental, Pablo Vallés, ha ejercido de anfitrión para las más de 400 personas que se han acercado durante el fin de semana al observatorio de la alberca. "Con la meteorología que había, de mucho cierzo y algo de lluvia, ha habido muy poco movimiento de paso de grullas y se ha bloqueado esa migración, de ahí que tengamos este pequeño tapón con unas 20.000 aquí".

Esa migración comenzó en Alboré el 20 de febrero y ya el anterior fin de semana pudieron ser testigos del paso de más de 27.000 grullas entre los dos días gracias a la bonanza meteorológica. Un movimiento que Pablo Vallés calcula que durará hasta el 10 de marzo aproximadamente, "aunque cada vez serán menos".

Entre el público había muchos novatos, "que preguntaban a dónde van, por qué se van o cuánto vuelven", ha explicado Vallés, y otros con más experiencia que pedían información sobre aspectos más complejos de comportamiento, grupos familiares, el lenguaje de las grullas... "Todo el mundo que viene alucina porque, además, hemos podido disfrutar en  momentos puntuales de espectáculos únicos como el sábado por la tarde, que estuvimos quince minutos viendo pasar hasta 20.000 grullas por encima de nuestras cabezas y fue algo muy emocionante», asegura.

Entre las aves que han pasado este año por la alberca de Alboré ha habido ejemplares de Suecia, Finlandia, Estonia, Noruega, Polonia o Rusia, por lo que se calcula que a algunas aún les quedan 15 días de viaje para recorrer 3.000 kilómetros de vuelta.

Las jornadas medioambientales continuarán todos los fines de semana de marzo: el día 7 habrá otro maratón de observación; el 8, una marcha cicloturista de BTT; el 14 y el 15, un anillamiento científico y el XVIcertamen de tapas; el 21 y el 22, recorridos interpretativos por el sendero verde y una charla sobre ‘La alberca de Alboré. Pasado, presente y futuro de un espacio único’; y finalmente el 29, un viaje cultural de los vecinos de Lupiñén, Ortilla, Montmesa y Nuevo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión