Despliega el menú
Huesca

huesca

Maratones en la alberca de Alboré para ver pasar a más de 10.000 grullas diarias

La asociación y el Ayuntamiento de Lupiñén-Ortilla avanzan en el proyecto de conseguir una lámina fija de agua para crear un gran humedal. 

Imagen del paso de grullas captada el pasado enero en la alberca de Alboré.
Imagen del paso de grullas captada el pasado enero en la alberca de Alboré.
Pablo Vallés

La alberca de Alboré, en el municipio de Lupiñén-Ortilla, a poco más de 20 kilómetros de la ciudad de Huesca, se prepara para vivir un año más "un espectáculo único en Europa" con el paso de más de 10.000 grullas diarias (el récord está en 82.000 contabilizadas en 2015) en su viaje de vuelta desde África para cruzar los Pirineos en dirección a Europa. Para ello, ha vuelto a organizar una nueva edición de sus jornadas medioambientales con tres maratones de observación de 12 horas cada uno los días 29 de febrero y 1 y 7 de marzo.

El programa de las jornadas ha sido presentado este martes por Idoya Álvarez, alcaldesa de Lupiñén-Ortilla, Roberto Orós, consejero de Turismo de la Comarca de la Hoya de Huesca, y Pablo Vallés, dinamizador del centro de interpretación de la alberca de Alboré. 

Las actividades arrancarán el 27 de febrero con una plantación de árboles y arbustos en el cerro del observatorio de Montmesa a cargo de los niños y niñas de los colegios de Lupiñén y Bolea. No obstante, el plato fuerte llegará ese fin de semana y el siguiente con los tres maratones de observaciones ya que para entonces se espera que llegue el "momento más álgido" de migración de grullas. "Si hace buen tiempo, veremos menos porque se desvían hacia el Pirineo navarro, pero si hay un poco de cierzo y mal tiempo, pasarán muchas más por aquí", ha explicado Pablo Vallés. 

El fin de semana del 14 y 15 de marzo se ha organizado un anillamiento científico del Grupo Ornitológico Oscense en el sendero verde de Montmesa (sábado, de 9.00 a 13.00) y la XVI edición del certamen de tapas. El sábado 21 de marzo habrá un nuevo recorrido interpretativo por el sendero verde -que se repetirá el día siguiente, 22 de marzo- y una charla sobre 'La alberca de Alboré. Pasado, presente y futuro de un espacio único', a cargo de José Antonio Cuchí y Javier Lera, de Galliguera Natural. Y las jornadas se cerrarán el 29 de marzo con un viaje cultural de los vecinos de Lupiñén, Ortilla, Montmesa y Nuevo.

Pablo Vallés ha explicado, por otra parte, que siguen avanzado con las gestiones con el Gobierno de Aragón -quedan pendientes contactos con la CHE- para tratar de hacer realidad su proyecto de crear una lámina de agua permanente en la alberca de Alboré que permita alargar la estancia de las grullas y también crear un gran humedal para atraer un gran número de especies acuáticas "porque ahora queda vacía para primavera y verano". Para ello, plantean recuperar los antiguos azudes, una actuación que estaba valorada en poco más de 100.000 euros, todo ello sin afectar al suministro de riego. 

Idoya Álvarez, por su parte, ha destacado la necesidad de compatibilizar la agricultura y la ganadería con el turismo y la sostenibilidad. Y por ello, ha reclamado más ayudas para los propietarios de las fincas que sufren las consecuencias de las grullas que se alimentan en sus campos. 

En este mismo sentido, Pablo Vallés ha recalcado que el paso de las grullas "aporta un gran valor económico, paisajístico, turístico y social, pero también provoca unos daños en la siembra directa que hay que compensar". Sin embargo, ha lamentado que este año las ayudas de la PAC para este concepto han disminuido.

Roberto Orós, por último, ha incidido en la importancia para desestacionalizar el turismo en temporada baja que tienen estas actividades ornitológicas, "que son bastante desconocidas -ha señalado- aunque con un gran potencial de crecimiento".

Etiquetas
Comentarios