Despliega el menú
Huesca

huesca

La plantilla del hospital San Jorge entrega 200 firmas exigiendo las nuevas Urgencias

Los trabajadores dicen de que la situación es ya "insostenible» y urgen a la DGA una solución "lo más rápida posible" ya que en la actual situación "la posibilidad de cometer errores aumenta exponencialmente", alertan.

El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, ha viajado a Huesca, junto con la consejera de Sanidad, Pilar Ventura, a la puesta en marcha de la Resonancia Magnética del Hospital San Jorge.
El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, viajó recientemente a Huesca, junto con la consejera de Sanidad, Pilar Ventura, a la puesta en marcha de la Resonancia Magnética del Hospital San Jorge.
DGA

Los trabajadores del hospital San Jorge de Huesca se han plantado y después de años de promesas incumplidas, se han unido para exigir al Gobierno de Aragón la construcción de unas nuevas Urgencias ya que alertan de que la situación del actual edificio es "insostenible". Una reclamación que también viene realizando desde hace mucho tiempo la Junta de Personal que integran CSIF, Cemsatse, CC. OO., UGT y USAE.

En su última visita al hospital para inaugurar la nueva resonancia magnética, el presidente Javier Lambán prometió licitar este año las obras, con un coste de 5,3 millones de euros, aunque no concretó plazos ni tampoco de dónde saldrá el dinero ya que sigue sin haber partida en los presupuestos de 2020.

El colectivo, formado por médicos, enfermeras, administrativos, auxiliares, celadores y limpiadoras, ha recogido en poco más de una semana 200 firmas (hay un millar de trabajadores) que ha entregado a la gerencia, a la dirección médica y a la dirección de enfermería.

En su escrito explican que "desde hace muchos años" los pacientes y la plantilla de Urgencias "se ven obligados a ser tratados y a trabajar en un entorno que no reúne las condiciones adecuadas". A este respecto, denuncian que los boxes son pequeños, no hay luz ni ventilación natural, faltan baños para personas con movilidad reducida, los estrechos pasillos son ocupados a diario por camillas de pacientes, las medidas de asepsia y aislamiento son insuficientes... «Son algunos de los problemas a los que nos enfrentamos habitualmente, soportando quejas y agresiones verbales por parte de los usuarios». 

También critican la ausencia de privacidad y de intimidad, además de la inseguridad, condiciones en las que, aseguran, "la posibilidad de cometer errores aumenta exponencialmente". Por ello, urgen a la DGA a dar una solución "lo más rápida posible".

También reclaman un aumento de trabajadores y más refuerzos para Navidad, Semana Santa, puentes festivos, vacaciones estivales, epidemos de gripe... "porque en estas épocas el número de pacientes aumenta y tenemos que atenderlos en un servicio muy pequeño y con la plantilla diaria habitual", subrayan. "Una plantilla adecuada en número, estable y experimentada aumentaría la seguridad y calidad de la atención ofrecida", señalan.

Etiquetas
Comentarios