Despliega el menú
Huesca

la crisis del coronavirus

“El pánico no está justificado”, dice el presidente del Colegio de Médicos de Huesca

En opinión de José María Borrel, las autoridades sanitarias están tomando "las medidas necesarias" y  es “exagerado” el uso de mascarillas en ambientes cotidianos. 

borruel, presidente del colegio de medicos de huesca / foto Javier Blasco/ 17-6-13 [[[HA ARCHIVO]]]
José María Borrel, presidente del Colegio de Médicos de Huesca.
Javier Blasco

En estos momentos no hay “ninguna justificación para situaciones de pánico”, “se están tomando las medidas necesarias”, desde el punto de vista de la salud pública y comunitaria, y resulta “exagerado” el uso de mascarillas en ambientes cotidianos. De esta forma, el presidente del Colegio Oficial de Médicos de Huesca, José María Borrel, sale al paso de la situación de alarma social que se está produciendo en el país a raíz de la expansión del coronavirus, ante la cual, afirma, "no podemos relajarnos pero tampoco asustarnos”.

Reconoce que es un virus nuevo, “lo cual siempre da respeto”, que además está avanzando, “pero desde el punto de vista de la salud pública y comunitaria se están tomando las medidas necesarias”. En su opinión, habrá que esperar para confirmar muchos aspectos “pero la evidencia nos está demostrando que su letalidad es cuando menos bastante inferior a la de la gripe estacional que nos visita cada año”. Eso sí, contra ésta se dispone “de un arma defensiva magnífica como es la vacunación, que no tenemos en el caso del coronavirus”.

José María Borrel entiende desmesurado el consumo de mascarillas y antisépticos, agotados en las farmacias. “Me parece exagerado su uso en los ambientes normales de nuestra actividad diaria. Pudieran ser necesarias en determinados lugares y momentos según pudiera progresar la infección y aparecieran posibles focos, pero si confiamos en las autoridades sanitarias, ellas nos irán dando las instrucciones al respecto”.

El presidente del Colegio de Médicos insiste en las recomendaciones ya difundidas sobre extremar las medidas de higiene, “que deben ser habituales durante todo el año”, como lavarse las manos frecuentemente, sobre todo tras tocarse ojos, nariz o boca, toser o estornudar sobre el antebrazo o un pañuelo desechable y nunca directamente sobre otras personas, “y todo esto extremarlo en aglomeraciones humanas”.

Sobre los síntomas, comenta que “una persona puede sospecharlo cuando presente tos, fiebre y sensación de falta de aire, todo ello similar a multitud de cuadros respiratorios habituales”, y además tenga el antecedente de un viaje reciente a los países con evidencia de transmisión comunitaria, como China, Corea del Sur, Singapur, Japón, Irán y al menos las regiones del norte de Italia, “o bien haber estado en contacto con alguien que finalmente se haya confirmado como caso”. En su opinión, es una condición importante para diferenciar de otros tipos de infecciones respiratorias. Si a alguien le coincide esto, las instrucciones del Gobierno de Aragón son de quedarse en casa para evitar propagar el posible virus y llamar al 061, recuerda. A partir de ahí se activará el protocolo.

Respecto al sector de la población más sensible, apunta “a las personas mayores y con patología múltiple y severa. Hasta la fecha en Italia, la sociedad más parecida a la nuestra, a ese colectivo pertenecían las víctimas”.

José María Borrel dice que los protocolos de las autoridades sanitarias españolas están siendo los adecuados. “Creo que se está gestionando bien el tema, si bien puede haber un exceso de información, lo cual no ayuda y genera miedo. Y no me refiero a las fake news, que siempre hay que contrastar, sino a la propia información oficial”. Por la experiencia previa de la Gripe A, sabía que los protocolos se iban a suceder de forma vertiginosa para adaptarlos a la evolución de la situación, “pero en algún momento echamos en falta un poco de coordinación e incluso que la información no vaya directamente a los sanitarios por un lado y a la población general por otro”. Y concluye diciendo que “de momento calma, prevención y esperar la evolución”.

Etiquetas
Comentarios