Despliega el menú
Huesca

audiencia provincial de huesca 

El asesino de Naiara se enfrentará al jurado el 25 de mayo con 32 testigos y 15 informes periciales

La cuenta atrás comenzará el próximo jueves con el sorteo de los candidatos al jurado, del que saldrán 36 nombres para luego quedarse en 11. 

Imagen de Iván Pardo en su última declaración en el juzgado de Jaca
Imagen de Iván Pardo en su última declaración en el juzgado de Jaca
Laura Zamboraín

Iván Pardo, el tío y asesino confeso de Naiara Briones, la niña de 8 años de Sabiñánigo a la que sometió durante horas a brutales torturas porque no se sabía la lección, se enfrentará a un jurado popular entre el 25 de mayo y el 2 de junio. La Audiencia Provincial de Huesca ha puesto fecha a la vista oral contra él, para el que el fiscal pide prisión permanente revisable por el delito de asesinato agravado; y contra su madre, Nieves Pena, y su hermano y padrastro de la menor, Carlos Pardo. A estos se les juzga por presunto delito de violencia física y psíquica habitual en el ámbito familiar.

El proceso de constitución del jurado se inicia el jueves, con una audiencia pública para el sorteo. De la lista de candidatos de la provincia saldrán 36 nombres sobre los que luego se hará una nueva criba hasta designar a los nueve miembros y dos sustitutos del tribunal popular. Cada acusación y cada defensa podrán revocar a cuatro.

El juicio arrancará el primer día con el interrogatorio de Iván Pardo. En la segunda jornada declararán Nieves Pena y Carlos Pardo y a partir de ellos lo harán los testigos. Los primeros serán las dos menores, primas de Naiara, que convivían con la víctima y los acusados. En total se ha citado a 32 personas. La lista incluye a vecinos, profesores de la niña, los padres biológicos de Naiara (Mariela Benítez y Manuel Briones), agentes de la Guardia Civil y la Policía Nacional o un trabajador del servicio de urgencias del 061.

La cuarta y quinta jornada se ha reservado para los peritos. En total, se escucharán 15 informes de expertos. Ante el jurado declararán médicos forenses, pediatras, los doctores que la atendieron cuando falleció en el hospital Miguel Servet y especialistas en pruebas biológicas y en criminalística. También expertos en tecnología de la Guardia Civil, ya que en los teléfonos móviles de los acusados aparecieron mensajes, fotografías y vídeos sobre las torturas y los malos tratos. La Audiencia ha reservado los días 1 y 2 por si se prolongan las declaraciones y para las calificaciones de las partes: el Ministerio Fiscal, la acusación particular ejercida por la madre y por el padre de Naiara y las defensas de los tres procesados.

La Audiencia les ha notificado este martes el auto donde se precisan los hechos justiciables, es decir, aquellos que habrá que aclarar desde el 24 de junio al 6 de julio del 2017. Naiara residía con su madre, su padrastro y dos hermanas, pero en esas fechas se trasladó al domicilio de la abuelastra y el tío con el fin de mejorar su rendimiento escolar.

26 hechos justiciables

El auto contiene una lista de 26 hechos a juzgar según las acusaciones y las defensas, entre ellos si durante el tiempo que la menor estuvo en la casa, Iván Pardo y Nieves Pena, con la finalidad de corregirle, la obligaron a permanecer de rodilla sobre ortigas, grava, granos de arroz o sal gruesa, le golpearon en brazos, piernas, espalda y cabeza, le privaron del sueño para hacer los deberes y estudiar y la humillaron colocándole una diadema con orejas de burro sobre la cabeza, a la vez que le grababan con los móviles. También habrá que aclarar si Carlos Pardo tuvo conocimiento y consintió.

Y si, como dicen las acusaciones, el 6 de julio, cuando el principal acusado se puso a supervisar los estudios de Naiara, al no encontrarlos satisfactorios, la golpeó repetidamente en la cabeza con los nudillos; le efectuó descargas eléctricas con una raqueta eléctrica empleada para matar moscas; la ató con unos grilletes (era vigilante jurado); le introdujo un calcetín en la boca, y se lo sujetó con un cinturón, impidiéndole gritar; le golpeó con el cinturón en las plantas de los pies y con los puños en cara, boca y nariz; y le agarró del pelo, la levantó y con fuerza la tiró y golpeó en varias ocasiones contra el suelo y contra una mesa.

También se deben aclarar las causas de la muerte. La Audiencia menciona un traumatismo craneoencefálico por esos golpes contra una superficie dura y plana, y hasta 56 lesiones externas por todo el cuerpo.

En cuanto a argumentos de las defensas, son hechos judiciables si Iván Pardo no estaba pasando por un buen momento anímico, si tenía problemas neuronales que le generaron estrés y preocupación, si el carácter rebelde de Naiara le despertó una ira incontrolable o si los otros acusados participaron en los castigos.

Etiquetas
Comentarios