Despliega el menú
Huesca

san lorenzo

Dos chicos se postulan por primera vez para representar a un barrio de Huesca en las fiestas junto a las mairalesas

El llamamiento que hizo la Asociación de Vecinos de San José para modernizar esta tradición y hacerla más igualitaria ha surtido efecto y dos jóvenes se han presentado como candidatos. 

Presentación de las mairalesas de las últimas fiestas de San Lorenzo.
Presentación de las mairalesas de las últimas fiestas de San Lorenzo.
Verónica Lacasa

Solo una semana después del llamamiento que hizo la Asociación de Vecinos de San José a chicos jóvenes del barrio interesados en representarles en sus fiestas y en las de San Lorenzo de Huesca, junto con las mairalesas, dos candidatos se han postulado para introducir por primera vez la figura masculina en una tradición que dura casi 90 años. Si al final dan el sí definitivo, lo que estaría por decidir sería el nombre que llevarían: mairalesos, mainates, mayorales, zagales...

La asociación lanzó esta innovadora propuesta con el objetivo de "adaptar esta tradición a los tiempos actuales porque no debe estar reñida con la igualdad". El presidente de la entidad vecinal, Vicente Lachén, se felicita de que la polémica ha servido al menos para animar a los jóvenes a involucrarse más en las fiestas mediante esta figura representativa y ha citado a los dos posibles candidatos a una reunión la próxima semana para explicarles en profundidad las obligaciones que tendrían. 

Y es que actualmente, las mairalesas mayores e infantiles que nombran los ocho barrios de la ciudad y las seis peñas recreativas (Zoiti, Alegría Laurentina, Los que Faltaban, Parrilla, 10 d’Agosto y Los 30) tienen un reinado de un año que arranca el día de su presentación oficial, a principios de agosto, e incluye actos programados durante un total de 20 días. De ellos, 11 corresponden al Prelaurentis y a San Lorenzo, y los 9 restantes a otros institucionales y festivos como San Vicente, San Jorge, el Santo Cristo, Semana Santa, la cabalgata de Reyes o el Carnaval.

Si finalmente aceptan las condiciones, el barrio les nombraría representantes para sus fiestas, que se celebrarán del 19 al 22 de marzo, ya que entienden que tienen "total autonomía" para ello. Se unirán a la mairalesa infantil que ya tienen confirmada y a otra chica que también se ha presentado como candidata a mairalesa mayor.

Sin embargo, Lachén cree que de cara a las fiestas grandes de San Lorenzo había que abrir un debate "tranquilo pero profundo" con el resto de asociaciones vecinales y peñas, además de los grupos políticos del Ayuntamiento "porque podría sentar un precedente y como ya hemos comprobado que hay gente a la que no le gusta tocar las tradiciones, debería haber un consenso de toda la ciudad porque igual el año que viene podrían surgir otros casos en otros barrios y peñas y debería dejarse todo organizado", opina.

Una idea que va en la misma línea de la respuesta que ha dado el equipo de gobierno del PSOE a esta propuesta al considerar que "una decisión de este calado a nivel popular debería estar precedida de un debate ciudadano lo más abierto posible".

Las fiestas de San Lorenzo incorporaron representantes femeninas a partir de 1929, primero con el nombre de presidentas y a partir de 1957 ya como mairalesas, como recuerda el historiador Bizén d’o Río. Sin embargo, la tradición es mucho más antigua. "Tenemos constancia de que ya en el siglo XVIII en todos los pueblos del Alto Aragón se nombraban unas mairalesas que eran las que atendían la iglesia durante un año, hacían la ofrenda el día del patrón y representaban a todas las mujeres durante ese período", relata.

Etiquetas
Comentarios