Despliega el menú
Huesca

fiestas de san lorenzo

Discrepancias sobre la versión masculina de las mairalesas de Huesca

Peñas, barrios y grupos políticos no se ponen de acuerdo en torno a la propuesta de un barrio para nombrar a chicos como representantes de las fiestas. Fraga y Barbastro han designado a varones por primera vez.

La procesión de San Lorenzo es uno de los muchos actos a los que acuden las mairalesas.
La procesión de San Lorenzo es uno de los muchos actos a los que acuden las mairalesas.
Rafael Gobantes

¿Hay que nombrar también a chicos como representantes de las fiestas de San Lorenzo del mismo modo que se hace con las mairalesas? Barrios, peñas y grupos políticos de Huesca muestran discrepancias sobre el cambio de esta tradición con casi 90 años de historia, como han propuesto desde la Asociación de Vecinos de San José.

El equipo de gobierno del PSOE "respeta" la iniciativa que tome cada asociación pero también resalta que "una decisión de este calado a nivel popular debería estar precedida de un debate ciudadano lo más abierto posible".

Mientras, para el PP, "no hay ningún problema en que un joven represente a un barrio", pero tachan de "absurda" la polémica "cuando no existe esta realidad". Gema Allué aludió a que la propuesta parte del presidente del barrio de San José y remarcó que figuraba en la lista municipal del PSOE. Recordó que el PP ha hecho una férrea defensa de las tradiciones de San Lorenzo, donde los "pilares" son las peñas o las mairalesas, frente a otros partidos "que las han puesto en duda".

Ciudadanos sí que apoya la idea "porque es una manera de modernizar las tradiciones y todo lo que vaya en esa línea, nos parece muy bien, más viniendo del tejido asociativo", señala José Luis Cadena.

Mientras, Con Huesca Podemos Equo sostiene que es una decisión de los barrios o las peñas, como representantes de la juventud, "y en función de ese papel, todo replanteamiento en línea de igualdad y una función positiva y comprometida de la juventud, nos parece que es avanzar". "La sociedad debe decidir si determinadas tradiciones son, a día de hoy, válidas, si aportan, o si son figuras ‘trasnochadas’", dice Óscar Sipán.

Por su parte, el portavoz de Vox, Antonio Laborda, declinó realizar valoraciones sobre el tema.

"Estaríamos encantados"

En el caso de las demás asociaciones vecinales, Javier Moreno, presidente de María Auxiliadora y de la Federación de Barrios, ve "con buenos ojos" la idea "aunque cada barrio es libre de tener sus sensibilidades", remarca. En su caso, la junta ha comentado "muchísimas veces" la posibilidad de nombrar a representantes masculinos "y estaríamos encantados de que hubiera candidatos". Reconoce que la sociedad oscense es "reticente" a los cambios, pero coincide con San José en que "podemos adaptarnos a los nuevos tiempos sin perder para nada el espíritu laurentino y las tradiciones". De hecho, propone designar también a representantes de los mayores.

La junta del Perpetuo Socorro ya lleva años sin proponer mairalesas "porque creemos que no es una figura que promueva la igualdad", según Minia Díaz. No obstante, apunta que la idea se podría extender también a los danzantes para que se incorporaran mujeres.

Por su parte, en la peña Alegría Laurentina, donde ya han tenido una mairalesa de raza negra, afirman estar "abiertos a cualquier persona que nos quiera representar más allá del sexo, las creencias o la raza", declara su presidente, Javier Ibarz. Opinión similar a la de Tomás Hernández, de Los 30, quien afirma que "no nos importaría que hubiera chicos, aunque igual sería difícil conseguir". Por su parte, Ana Lite, de la 10 d’Agosto, señala, a título particular, que ella sería partidaria de "mantener la tradición tal y como está".

¿Y en el resto de la provincia?

Graus, con los repatanes, o Monzón, con los zagaletes, ya contaban con representantes masculinos en sus fiestas. Y el pasado año se sumaron también Fraga y Barbastro. En la capital del Bajo Cinca, el equipo de gobierno del PP decidió nombrar por primera vez "por un tema de igualdad" a ocho fragatinos infantiles y mayores para acompañar a las fragatinas que representan a los barrios. En Barbastro, el barrio de San Fermín fue pionero en incluir a un mozo y a un mozé junto a las tradicionales Damas, aunque solo participan en los actos del barrio, no en los que organiza la concejalía de Fiestas. 

Mientras, en Binéfar ahora solo hay Majas, aunque hace años sí fue elegido un representante masculino. En Sabiñánigo solo hay serrablesas, en Sariñena se proclaman mairalesas, mientras que en Jaca y en Aínsa no existen este tipo de figuras. HA

Etiquetas
Comentarios