Despliega el menú
Huesca

los bienes del monasterio

La Plataforma Sijena Sí urge a la Audiencia para que resuelva el recurso sobre las pinturas murales

Entregará una carta al presidente del tribunal provincial recordándole que hace tres años que está pendiente la apelación y mientras la sentencia que ordenó el regreso de los frescos no puede ejecutarse. 

Santiago Serena, durante su discurso en el acto de apertura del año judicial en Huesca
Santiago Serena, durante su discurso en el acto de apertura del año judicial en Huesca
Rafael Gobantes

La Plataforma Sijena Sí pedirá este viernes a la Audiencia Provincial de Huesca que resuelva cuanto antes el recurso de apelación pendiente desde hace tres años sobre la pinturas del monasterio de Sijena. El colectivo, formado por ciudadanos, asociaciones e  instituciones que apoyan la vuelta de los bienes al monasterio, entregará una carta en el Palacio de Justicia dirigida al presidente de la Audiencia, Santiago Serena, en la que manifiesta "su gran preocupación por la larguísima espera de los recursos de apelación que llegan a esta Audiencia Provincial de Huesca". 

Recuerda que en el caso de las pinturas murales hace más de tres años que está pendiente de resolverse la apelación contra la sentencia del 2016 dictada por el Juzgado nº 2 de Huesca, "sentencia que no se podrá ejecutar hasta que no sea firme". 

Las pinturas murales de Sijena siguen de momento en el Museo de Arte Nacional de Cataluña y no está previsto su regreso al monasterio al menos hasta el 2022 o el 2023. Es el plazo estimado por los abogados para ejecutar una sentencia de la que ya se han cumplido tres años sin que ni siquiera se haya resuelto el primero de los recursos. Podría darse el caso de que se celebre el centenario de la declaración como Monumento Nacional sin haber recuperado su joya más preciada, ya que con toda probabilidad tras el pronunciamiento de la Audiencia de Huesca el caso acabe en el Tribunal Supremo.

La sentencia del juzgado número 2 de Huesca que ordenó la devolución de los frescos data del 4 de julio de 2016. La Generalitat de Cataluña esperó hasta el 2 de septiembre, apurando los plazos, para plantear la apelación a la Audiencia de Huesca, que todavía no ha dictado sentencia. La demora, a juicio de las partes personadas en este proceso, excede con mucho los plazos habituales, teniendo en cuenta además que el fallo no se ha ejecutado y que los frescos se continuarán exhibiendo en Cataluña mientras no sea firme.

En mayo del 2019, los letrados del Gobierno de Aragón y del Ayuntamiento de Villanueva de Sijena remitieron un escrito al tribunal provincial recordando que el asunto están pendiente pasados tres años, cuando "el plazo de resolución de apelaciones no suele exceder de seis meses", una regla casi general en otras audiencias como las de Zaragoza o Teruel.

Calificaban el retraso de "inadmisible" y consideraban que se estaba vulnerando el derecho a la tutela judicial efectiva y sin dilaciones indebidas. Por ello solicitaron dictar "con carácter inmediato" la sentencia, resolviendo el recurso de apelación, y el señalamiento de una fecha para deliberación, votación y fallo.

Pero la Audiencia contestó que no había lugar a esas pretensiones, pues es "un juicio ordinario" y "no tiene preferencia alguna respecto de otros asuntos penales y civiles que sí la tienen", por lo debía guardar "el turno que le corresponde por antigüedad o fecha de entrada". En este mismo sentido se ha pronunciado en alguna ocasión su presidente, Santiago Serena, aduciendo la existencia de otras prioridades en el trabajo del órgano judicial, como la jurisdicción penal, la celebración de juicios o causas civiles de familia. 

En los últimos meses la situación se ha complicado más, según justificó en el acto de apertura del año judicial, cuando exigió más jueces ante el aumento de la carga de trabajo después de que en 2018 recibieran un 12% más de asuntos, hasta superar el millar, y las resoluciones bajaran un 14% al perder un magistrado de apoyo.

Etiquetas
Comentarios