Despliega el menú
Huesca

huesca

La DPH da un paso más en la recuperación de La Cartuja de Las Fuentes, donde ha invertido ya 1,5 millones

Este jueves se han entregado las obras de parte del edificio de las antiguas porterías, que han supuesto una inversión de 85.000 euros y que se convertirá en el centro de recepción de visitantes.

Visita al edificio de las porterías de La Cartuja de las Fuentes.
Visita al edificio de las porterías de La Cartuja de las Fuentes.
DPH

La Cartuja de Las Fuentes, en Sariñena, ha recuperado parte del edificio de las antiguas porterías, un espacio “vital para el futuro del espacio monacal” en palabras de la vicepresidenta de la Diputación Provincial de Huesca, Elisa Sancho, que ha asistido este jueves a la entrega de las obras por parte de la empresa Construcciones Segarra en las que se han invertido 85.000 euros. Además de ser la puerta de acceso al recinto, está previsto que se convierta en el centro de recepción de visitantes. "Queremos que todo aquel que venga a conocer este maravilloso enclave encuentre aquí la información de lo que verá tras cruzar su umbral”, ha remarcado.

La Diputación Provincial de Huesca adquirió en 2015 este recinto monacal monegrino “con la voluntad de recuperarlo de la ruina". "Era un espacio desconocido, pero a la vez uno de los monumentos más importantes de la provincia por su gran valor arquitectónico, pictórico y turístico. Cuando la administración competente no aceptó la oferta para su adquisición y sus propietarios recurrieron a nosotros, no dudamos en hacernos con su propiedad para rehabilitarlo y recuperar todo el esplendor perdido a lo largo de los últimos siglos”, ha explicado Sancho.

El coordinador de los equipos de intervención de La Cartuja de Las Fuentes, José Miguel Pesqué, ha detallado que estas obras son el inicio de la cuarta fase de recuperación del conjunto monacal, “que han supuesto una partida de los 85.000 euros ya citados sobre un montante total de unos 700.000”. Mientras, Laura Puyal, jefe de sección de Arquitectura y Patrimonio de la Diputación Provincial de Huesca, ha explicado que la sustitución de la cubierta se ha llevado a cabo debido al mal estado en que se encontraba, además, “se ha añadido una viga perimetral de estructura porque las paredes de carga no lo sostenían". La siguiente obra será acondicionar el interior del edificio de las porterías para poder utilizarlo como centro de acogida de visitantes.

Al acto de entrega de las obras han asistido también los alcaldes de Sariñena y Lanaja, Juan Escalzo y Gerardo Torralba; así como Carlos Castro, director de obra; Ángel Sagarra, constructor; José Miguel Sanz, arquitecto técnico; y Eva Albert, Jefe de la Sección Técnica y Asistencia de la Diputación Provincial de Huesca.

Desde su adquisición en 2015, la Diputación Provincial de Huesca ha invertido ya en este conjunto monumental más de 1,5 millones de euros con el objetivo de recuperar el esplendor que un día tuvo La Cartuja de Las Fuentes. Estas últimas obras priorizaron la sustitución de la cubierta antigua del edificio por madera aserrada y aislante térmico sobre los que se han colocado tejas curvas muy similares a las que se mantenían hasta el momento.

La DPH y la Escuela Superior de Conservación y Restauración de Bienes Culturales de Aragón trabajan desde hace semanas en la elaboración del análisis químico y composición de los frescos que Manuel Bayeu realizó en la Cartuja de Las Fuentes, lo que permitirá conocer las necesidades de restauración de estas obras, repartidas en más de 2.000 metros cuadrados de paredes y techumbres, y cómo afrontar este trabajo de la manera más eficaz.

En la actualidad, la DPH trabaja en la cuarta fase de las obras de restauración. Está previsto intervenir sobre la estructura, envolvente, interior y equipamiento de la zona de la portería; sobre el atrio del edificio principal y el claustrillo; también se llevará a cabo el saneamiento de patios interiores y la consolidación de pinturas en riesgo. Todo ello supondrá una inversión superior a los 620.000 euros.

En la primera fase se rehabilitaron el chapitel y la cubierta del conjunto monacal, en la segunda se actuó entre otras en las zonas que albergaban espacios con pinturas y en aquellas que se encontraban en peor estado, y en la tercera fase se finalizaron las actuaciones en las cubiertas del atrio, galería noreste, sacristía y archivo, galería central y patio anexo, galerías del claustro y patio exterior, y cobertizo.

Etiquetas
Comentarios