Despliega el menú
Huesca

Huesca

Detenidos cuatro menores por la agresión a un transeúnte que los amenazó con un mazo en el casco viejo de Huesca

La Policía Nacional investiga las circunstancias de este nuevo incidente violento ocurrido en la plaza de los Fueros y el Ayuntamiento anuncia la celebración urgente de una comisión de Seguridad Ciudadana.

Dos policías, con el martillo que utilizó el transeúnte.
Dos policías, con el martillo que utilizó el transeúnte.
Policía Nacional

La Policía Nacional ha detenido a cuatro menores implicados en una agresión en el casco viejo de Huesca acusado de un delito de lesiones tras atacar a un transeúnte que fue a su casa, en el casco viejo de la ciudad, y los amenazó con un mazo o martillo. El hombre sufrió heridas graves y en la agresión se vieron implicados varios menores extranjeros no acompañados, conocidos como menas, que están tutelados por el Instituto Aragonés de Servicios Sociales.

Según han confirmado fuentes de la comisaría oscense, los hechos se produjeron el jueves por la noche, sobre las 22.00, en la plaza de los Fueros. Al lugar acudieron varias patrullas y también servicios sanitarios. La Policía Nacional asegura que las heridas sufridas por la víctima están consideradas como un delito grave por el Código Penal y ahora están tratando de esclarecer las circunstancias de la pelea y si recibió la agresión con algún tipo de objeto contundente o no. 

La víctima es un transeúnte conocido de la Policía y que va dando tumbos de una ciudad a otra. Ya había causado problemas a lo largo de la tarde y provocado varias intervenciones policiales. La primera por una pelea en la que estuvo implicado. A consecuencia de la misma se le rompió un diente, pero no quiso presentar denuncia. Luego dejó su vehículo aparcado en medio de la calle. Tuvo que intervenir la Policía, que lo sancionó (no tenía la documentación en regla) y se lo llevó con una grúa. 

Más tarde se presentó en casa de los menas con un objeto contundente, al parecer un martillo, y golpeó en la puerta. Los menores salieron y entonces se montó una trifulca. Según ha podido saber este periódico, gracias a la colaboración ciudadana el incidente no pasó a mayores.   

El Ayuntamiento, ante la sucesión de incidentes violentos, ha convocado con carácter de urgencia, para el próximo martes, a la comisión municipal de Seguridad Ciudadana. Y es que es el segundo incidente de convivencia ciudadana que se produce en la ciudad de Huesca en menos de una semana. El pasado sábado, varios jóvenes protagonizaron una reyerta junto a una céntrica hamburguesería de la capital ubicada junto a la sede de la Cámara de Comercio. La Policía Nacional recibió el aviso a las 21.00, pero al llegar los implicados ya se habían dispersado y huido del lugar. No obstante, los agentes localizaron dos bates de béisbol escondidos bajo un vehículo. Pese a todo, no se presentó denuncia de los hechos, no hubo detenidos y tampoco se registraron asistencias médicas.

El pasado mes de octubre, a raíz de una llamativa imagen que se difundió por redes sociales de dos hombres semiinconscientes con síntomas de haber consumido drogas, junto a una jeringuilla, en una plaza del casco viejo, y de otros hechos graves como peleas entre menas y miembros de una banda latina con persecución policial y conflictos de convivencia en otras zonas de la parte antigua denunciados por la asociación de vecinos, se celebró una Junta de seguridad ciudadana, a petición del Ayuntamiento.

Pese a la coincidencia de estos incidentes violentos, tanto la Subdelegación del Gobierno como el Ayuntamiento de Huesca coincidieron en hablar de "hechos puntuales y concretos" que habían alterado el orden y que los problemas se habían abordado desde el punto de vista de los cuerpos policiales pero también de los servicios sociales. 

Etiquetas
Comentarios