Despliega el menú
Huesca

Huesca

Patrimonio reserva 300.000 euros para restaurar los ábsides de San Pedro el Viejo

El Gobierno de Aragón redacta el proyecto para rehabilitar la fábrica y la cubierta que quedaron al aire tras derribar los edificios construidos sobre el panteón real del monasterio románico de Huesca.

La restauración de San Pedro el Viejo, antiguo monasterio románico de Huesca y panteón real, continuará en 2020. La directora general de Patrimonio del Gobierno de Aragón, Marisancho Menjón, ha confirmado este martes que  el borrador de presupuestos del ejecutivo autonómico para el año que viene contempla una partida de 300.000 euros para actuar en en este monumento nacional de la capital oscense. 

En concreto, ser acometerá la rehabilitación de los ábsides y de las cubiertas de la capilla de San Bartolomé, donde están las tumbas de los reyes privativos de  Aragón Alfonso I y Ramiro II. Esta zona quedó al descubierto el pasado mes de mayo, cuando finalizaron las obras de demolición de las construcciónes del siglo XIX adosadas a la cabecera del templo y al claustros. 

Dicha intervención es una de las demandas de la Asociación de Obreros de San Pedro el Viejo, entidad constituida para poner en valor el antiguo monasterio y reivindicar su papel en la historia de la Corona de Aragón. Su presidente, Eduardo Cuello, ha señalado que hay que finalizar la restauración de los ábsides y profundizar en la zona arqueológica hallada al hacer las catas de esa obra. "Espero que se llegue hasta los niveles romanos y que eso nos pueda dar una valoración y una información de lo que ha sido siempre este emplazamiento a lo largo de la historia", ha precisado. 

Además, ha recordado que  la intervención en las cubiertas, también en la parte trasera, "es fundamental para la salud del monumento por el tema de humedades, un mal endémico desde hace muchos años".

La asociación ha celebrado este martes el Homenaje en memoria de los reyes de Aragón, que se lleva a cabo desde hace nueve años con estos objetivos. La directora general de Patrimonio ha sido esta vez, en su condición de historiadora, la invitada a impartir la conferencia que precede a la colocación de las coronas de laurel en las sepulturas reales. Menjón ha hablado de las circunstancias por las cuales la reina Petronila y los monarcas Alfonso III y Alfonso IV están enterrados en Barcelona (los dos primeros) y en Lérida.    

  

Etiquetas
Comentarios