Despliega el menú
Huesca

huesca

Vivir con metro y medio de nieve en la puerta de casa

Las repetidas nevadas han dejado en alta montaña espesores que no se recordaban en estas fechas desde hacía muchos años, especialmente en el Alto Gállego y la Jacetania.

"Hacía muchos años que no teníamos tanta nieve en estas fechas y por supuesto, nada que ver con lo del año pasado, que estaba el camino para subir en zapatillas", asegura David Abajo, guarda del refugio de Respomuso, en el término municipal de Sallent de Gállego, donde tras las últimas nevadas de este fin de semana superan ya el metro y medio de espesor.

El pasado 14 de noviembre hicieron el cambio de guarda y él pudo subir con esquíes desde el parquin de La Sarra, "lo cual no es normal". El encadenamiento de precipitaciones, unido a la mala meteorología, ha hecho que se anulen muchas reservas en Respomuso, donde no llega ningún cliente desde el 3 de noviembre. "Para el próximo fin de semana tienen una reserva de cinco personas pero también estaremos pendientes del tiempo", señala. Y es que esperan más nieve a final de esta semana.

En estas condiciones, David Abajo, que estos días está solo en el refugio, se dedica a labores de mantenimiento. «Hay que estar pendiente de que no se hiele el agua y como el tejado es tan inclinado, todos los días acumula nieve hasta la altura de las ventanas y para tener visibilidad, te lleva casi toda la mañana palearla».

En el ranquin de espesores le siguen Ibones de Bachimaña y Casa de Piedra (Panticosa) con 114 y 80 cm; Lizara (Aragüés del Puerto) con 75; La Renclusa (Benasque) con 53; Cap de Llauset (Montanuy) con 40; y Góriz (Fanlo) con 25. Y ello acompañado de mínimas de hasta 11 bajo cero. 

Etiquetas
Comentarios