Despliega el menú
Huesca

carreteras

Abierto el vial de Huesca a Plhus un mes después de terminar las obras

El corredor, que evita el salir a la autovía para llegar a polígono, estaba cerrado al paso de vehículos y peatones por cuestiones administrativas relacionadas con el contrato del suministro eléctrico para dotarlo de luz.

El víal parte desde la rotonda de la avenida Martínez de Velasco situada entre el cuartel de la Guardia Civil y la ITV
El víal parte desde la rotonda de la avenida Martínez de Velasco situada entre el cuartel de la Guardia Civil y la ITV
Rafael Gobantes

Un mes y seis días. Es el tiempo que ha tardado en ponerse en servicio el vial que conecta el casco urbano de Huesca con la plataforma logística Plhus sin tener que salir a la autovía A-23 y que se ha abierto este viernes. 

El pasado 25 de septiembre, el presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, la consejera de Economía, Marta Gastón, y el alcalde oscense, Luis Felipe, visitaron el nuevo corredor porque las obras habían terminado. Dijeron que en «unos días» se abriría para el paso de vehículos, peatones y ciclistas.

Esos días han sido 36, el tiempo que se ha tardado en conseguir dotar de suministro eléctrico las farolas colocadas para iluminar el vial. Fuentes municipales han señalado que el Ayuntamiento hizo la solicitud de luz hace «mucho tiempo», pero que la tramitación con la distribuidora y la comercializadora se ha demorado.

Hace unos días que el alcalde explicó que el retraso de la puesta en servicio no era un asunto que tuviera que ver con la obra en sí, sino que se trataba de las autorizaciones entre la comercializadora y la empresa que suministra la energía». «Son plazos técnicos y no una cuestión de oportunidad política porque cuando se presentó el vial no era ni precamapaña», añadió 

Felipe contestaba así a las acusaciones del grupo municipal del PP, que apuntó que la demora en la apertura del corredor obedecía a «una maniobra electoralista»: «El alcalde y el presidente del Gobierno de Aragón esperarán al inicio de campaña o pocos días antes para abrir la carretera».

El vial de Plhus es una de las infraestructuras pendientes desde que se inauguró este polígono, en el año 2009.  El nuevo camino, con una longitud total de 1.980 metros (con un tramo de 335 m y otro de 1,6 km conectados a través de una glorieta), parte desde la rotonda de la avenida Martínez de Velasco situada entre el cuartel de la Guardia Civil y la ITV. Tiene una calzada de 8 metros de anchura con dos carriles y una acera y carril bici compartidos de 2,5 metros (solo en un lateral). Dispone de iluminación y el sistema de riego, de momento no habrá parterres ni árboles. El vial es de titularidad municipal y facilita también la salida a la autovía.  

Etiquetas
Comentarios