Despliega el menú
Huesca

rescate

Muere un montañero de 65 años por un infarto en Ansó

El suceso se ha producido en la Mesa de los Tres Reyes. Unos excursionistas que pasaban por allí y eran médicos han intentado reanimarlo durante una hora, sin éxito. 

Rescate del escalador fallecido el domingo en Rodellar por una caída.
Imagen de archivo de un rescate de la Guardia Civil.
Guardia Civil

Un montañero ha fallecido en la mañana de este sábado a causa de un infarto en el Pirineo. El suceso ha tenido lugar en la Mesa de los Tres Reyes, en el término municipal de Ansó. Hasta allí ha acudido el equipo de la Guardia Civil de Montaña de Jaca, el helicóptero con base en Huesca y un médico del 061. El aparato aterrizó en la ladera situada junto al refugio de Linza para proceder a evacuarlo. 

La víctima ha sido identificada como J. R. J. M., madrileño de 65 años de edad. Según ha informado la Guardia Civil, en torno a las 11.45, se ha recibido un aviso en la central del 062 comunicando que un hombre que se encontraba ascendiendo al pico de la Mesa de los Tres Reyes se había desvanecido y se encontraban realizándole maniobras de reanimación.

El helicóptero ha sobrevolado la zona y ha localizado a un grupo numeroso de personas que  hacían señales pidiendo auxilio. Casualmente unos montañeros que pasaban por allí eran médicos y le han estado haciendo maniobras de recuperación cardio-pulmonar, junto con los acompañantes de la víctima. El intento por salvarle la vida ha durado una hora, pero no han conseguido reanimarlo, por lo que el médico del 061 solo ha podido certificar el falleciendo. 

Tras introducirlo en la camilla ha sido trasladado en helicóptero al depósito de cadáveres de Jaca, a disposición del Juzgado de Guardia. Por otra parte, se ha evacuado a una mujer, también madrileña, de 50 años, que se encontraba en estado de 'shock' hasta el refugio de Linza junto con una acompañante.

No ha sido el único rescate de este sábado. El grupo de rescate de Boltaña, junto con la Unidad Aérea de Huesca y el médico del 061, han acudido al rescate de otro montañero en el refugio de Goriz que se ha golpeado en la cabeza y tenía una brecha. El operativo no había finalizado a las cinco de la tarde.

Con el fallecido de hoy ya son 16 las personas que han perdido la vida practicando actividades al aire libre en la provincia de Huesca desde el 1 de enero, cerca de la cifra alcanzada el año pasado (17). Además de la de hoy, otras cuatro también han muerto por infartos. Tenían 55, 61, 65 y 71 años.

Un estudio publicado en 2017 por un equipo de tres médicos del 061 de Aragón ya advertía "del aumento progresivo de la edad de los rescatados" y destacaba el incremento de problemas cardíacos. El estudio de Eva Sierra, Sara Batista y Salas Abella repasó más de 2.000 rescatados entre julio de 2010 y diciembre de 2016, concluyendo que la incidencia de las patologías médicas no traumáticas pasó del 3,9% al 12,3%. Cada vez había más problemas de base como la diabetes o la hipertensión. El paciente tipo era un varón de entre 50 y 59 años que se accidentaba por encima de los 2.000 metros.

Etiquetas
Comentarios